miércoles, 5 octubre 2022

Maserati MC12. En febrero será subastado en París

A principios de los años 2000, la firma del tridente quería regresar por todo lo alto al Campeonato FIA GT. Para desarrollar su deportivo de carreras recurrió a los servicios de su 'casa hermana', es decir, de Ferrari, quien por aquellos entonces estaba inmersa en la puesta a punto del ya legendario Ferrari Enzo.

Para aminorar al máximo los costes y para no 'calentarse' la cabeza, lo que hicieron fue vestir el chasis de fibra de carbono y nomex que utiliza el deportivo del cavallino rampante con una carrocería ideada para cumplir con las normas marcadas por la FIA para dicha competición y con los rasgos propios de la firma del tridente. Nació así este impresionante Maserati MC12, de los que entre los años 2004 y 2005 fabricaron tan sólo 50 unidades, lo que le hace ser una pieza mucho más exclusiva y complicada de encontrar que su alma gemela, el Ferrari Enzo, de los que crearon 400 piezas.

Un Enzo con carrocería Maserati

Para impulsarlo, también se recurre al poderoso 6.0 V12 atmosférico, un motor capaz de proporcionar 632 CV de potencia, que tienen que mover poco más de 1.300 kilos de peso, pues la fibra de carbono invade tanto el exterior, como el interior de este Maserati MC12. Así no es de extrañar que sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos y también pueda alcanzar los 330 km/h de velocidad punta.

Es complicado ver una de estas criaturas en el mercado de 'ocasión', pero los especialistas de RM Sothby's buscarán un nuevo hogar a esta pieza que tienes ante tus ojos en una subasta que han organizado con motivo del próximo Retromobile, que tendrá lugar en el mes de febrero en París. Dada su singularidad y su excelente estado de conservación, todo apunta a que su precio de venta oscilará entre los 2 y los 2,5 millones de euros, datos que ya igualan al del legendario Ferrari Enzo, que recordemos, viendo sus cifras, es menos exclusivo que este superdeportivo italiano.