lunes, 4 julio 2022

Maserati Eldorado. El famoso monoplaza cumple 60 años

Un 29 de junio de 1958 el primer monoplaza patrocinado en Europa saltaba a la pista de Monza con Stirling Moss al volante. Estamos hablando de un vehículo que se convirtió en un auténtico icono, el Maserati “Eldorado”.

Este monoplaza fue el primero en ser patrocinado por una marca no vinculada al mundo del automovilismo: Helados Eldorado. Tomó los colores de la empresa partner y dejó los colores tradicionales que la Federación Internacional asignaba a cada país.

El vehículo fue encargado a Maserati por Gino Zanetti, propietario de la industria de helados Eldorado. Pretendía patrocinar su marca a nivel internacional en Monza en el “Trofeo dei due Mondi”.

El Maserati 420/M/58, bastidor 4203, fue pintado en tono blanco nata con detalles en rojo. En ambos lados del habitáculo se colocaron dos grandes logos negros con la palabra Eldorado, mientras que dos más pequeños se colocaron en la parte delantera, y bajo el pequeño deflector que servía como parabrisas. El logo con la cara del cowboy sonriente estaba colocado en el centro del morro y a los lados de la aleta trasera.

350 km/h

El ingeniero Giulio Alfieri se encargó de dar vida al “Eldorado”, con un motor de ocho cilindros de 4.190 cc capaz de dar una potencia de 410 CV a 8.000 revoluciones. Este propulsor estaba montado desplazado en nueve centímetros a la izquierda del eje longitudinal, así como la transmisión de dos velocidades, que garantizaba una distribución de pesos adecuados.

Para poder reducir su peso se incluyeron discos de frenos en magnesio Halibrand y neumáticos Firestone de 18 pulgadas con bandas de rodadura trenzadas e inflados con gas de helio. Con todo esto el Maserati llegaba a los 758 kg.

El 29 de junio de 1958 llegó el día esperado en el autódromo de Monza se disputó la carrera a tres mangas. En la primera Moss llegó el 4º, en la segunda fue 5º y en la última rompió la columna de dirección. En base a los resultados totales y el número de vueltas, Moss finalizó en séptima posición.