domingo, 3 julio 2022

MAPFRE lanza un nuevo seguro específico para vehículos eléctricos e híbridos enchufables

MAPFRE adapta su catálogo de productos a la cada vez mayor demanda de vehículos sostenibles y acaba de lanzar al mercado una nueva póliza denominada Gama Cambio, diseñada específicamente para coches eléctricos e híbridos enchufables y también para motocicletas y ciclomotores eléctricos. En el caso de los automóviles, este seguro introduce importantes novedades, ya que los clientes que lo contraten tendrán asegurada la torre de recarga del vehículo que tengan instalada en su domicilio o aparcamiento y estarán cubiertos contra posibles daños, incendios o robos. Además, contarán también con la cobertura en la batería y el cable de recarga, así como la responsabilidad civil por daños en otras estaciones de recarga.

Además, la nueva póliza de la aseguradora cubre los daños derivados por ciberataques, algo muy importante en este tipo de vehículos, que suelen incorporar muchos elementos conectados. Por otra parte, a aquellos clientes que tengan contratado Gama Cambio y necesiten un coche de sustitución, MAPFRE les facilitará un vehículo de sustitución con etiqueta 0 o ECO.

El nuevo producto, incluye todas las coberturas de los seguros de automóvil tradicionales, entre ellas, asistencia en carretera, con las 28 grúas híbridas y los 44 vehículos 100% eléctricos o GLP con los que MAPFRE cuenta para dar servicio a estos clientes, o la posibilidad de recarga de batería in situ.

Por otro lado, los clientes de la compañía cuentan con un servicio de asesoramiento para solventar todas sus dudas en torno a estos vehículos. El servicio de orientación que el programa de fidelización MAPFRE teCuidamos pone a disposición de los asegurados, les resolverá cualquier duda que tengan sobre su vehículo eléctrico (actual o futuro). Por ejemplo, la solicitud de ayudas para la compra o indicaciones para su correcto mantenimiento y las responsabilidades sobre su conducción.

Gama Cambio, también para motos eléctricas

Gama Cambio también permite asegurar motocicletas y ciclomotores eléctricos. Para estos vehículos, el nuevo producto incluye la cobertura de daños, robo e incendio de la batería de alta tensión, el cable de recarga y asistencia en carretera por descarga de la batería, incluyendo la posibilidad de recarga in situ. Además, está incluida la responsabilidad civil por daños a otras estaciones de recarga, así como daños, robo e incendios en la torre de recarga del asegurado.

“El parque móvil de nuestro país se está renovando, principalmente por dos motivos, la conciencia ciudadana y la regulación de acceso a muchas ciudades para reducir la contaminación. Por ello, desde MAPFRE queremos ofrecer a nuestros clientes un producto diseñado específicamente para sus vehículos, en este caso para motos eléctricas”, afirma Ramón González Aznar, director de desarrollo de negocio de particulares de MAPFRE España.

Además, al contratar un producto de Gama Cambio para la moto, los clientes podrán acceder a múltiples beneficios de MAPFRE Cuidamos tuMOTO, como los cursos online o el motoConsultorio, donde se resuelve cualquier duda relacionada con el mundo de la motocicleta.

MAPFRE recompensa la buena conducción

Por otro lado, MAPFRE ha lanzado también la nueva app CaReward, que permite a los clientes que contraten un seguro de automóviles con la compañía conseguir recompensas y ahorro en la renovación de su póliza, por la buena conducción.

El programa permite a los conductores ir acumulando puntos con cada viaje que realizan. El cliente, una vez contratada la póliza, solo tendrá que descargarse la app en su móvil y registrarse en la misma como cliente de MAPFRE.

Los puntos que va obteniendo le permitirán obtener premios (lavado de automóviles y cheques gasolina), y ahorro de hasta el 15% en la primera renovación de su seguro en función de su conducción en un número mínimo de trayectos y kilómetros recorridos.

Con CaReward, MAPFRE hace una nueva incursión en el seguro U.B.I. (Used Based Insurance), en el que ya fue pionero en 2011 con YCar, un seguro dirigido a los jóvenes que les premiaba por la buena conducción. Los seguros basados en el comportamiento real del cliente permiten individualizar al máximo el precio de las pólizas.