viernes, 30 septiembre 2022

La manera más sencilla de regular el asiento de tu coche

Sin duda, tener bien configurado el asiento del conductor es esencial para controlar tu coche. Al fin y al cabo, es el puesto de mando. Si no está bien ubicado, no darás las órdenes precisas y el comportamiento en la carretera no será el deseable. Por ende, aprende a colocarte bien al volante. En cambio, al compartir el vehículo es frecuente que los conductores, con distintas estaturas y complexiones, necesiten acomodarse a su medida para circular de la manera más segura y holgada posible. Sin embargo, las prisas o la pereza pueden provocar que la butaca no se sitúe de forma adecuada en cada rotación. O que simplemente haya quienes desconozcan cómo debe centrarse correctamente.

En consecuencia, desde la Dirección General de Tráfico recuerdan qué factores se deben tener en cuenta para colocar el asiento del coche. «Si te cansas más de lo normal, no vas relajado o no tienes buena visibilidad, quizá es porque no te sientas apropiadamente al volante», expresa la entidad. Concretamente, la distancia ideal entre los componentes logra proporcionar al piloto el espacio suficiente para manejar sin problemas. Es decir, ni muy cerca ni muy lejos. «Los brazos ligeramente flexionados son señal inequívoca de que la postura es correcta», indica la DGT. En resumen, la elevación óptima del banco debe ser aquella que permita posicionar los ojos a media altura del parabrisas. A continuación, observarás un video que sacarán todas tus incertidumbres.