Mahindra KUV100. Conducimos el nuevo citySUV
DESDE 11.950 EUROS

Mahindra KUV100. Conducimos el nuevo citySUV

La marca india introduce este 'aparente' modelo en el mercado europeo. Mide 3,70 metros, ofrece una buena habitabilidad, un motor de gasolina de 82 CV, tracción delantera y una dotación de serie muy generosa, con algún matiz en materia de seguridad y conectividad.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

11 de Abril 2018 21:31

Comparte este artículo: 10 0

Mahindra es una marca que, como el Guadiana, llega y desaparece. Lleva 14 años comercializando vehículos en España y en Italia, de manera modesta y basándose siempre en económicos y prácticos SUV, como el Bolero, el Goa o el Thar. Actualmente sólo vende el XUV500, un todocamino ya más refinado, y con el nuevo KUV100 que nos ocupa espera incrementar considerablemente las ventas, a la vez que ampliará otros mercados en el Viejo Continente.

Nuestro protagonista es un producto con ADN indio, pero 'matizado' para un cliente más exigente, como el europeo. Mide sólo 3,70 metros de largo, 1,73 de ancho y 1,66 de alto, un formato de bolsillo que sabe aprovechar como pocos el espacio interior. Y es que su gran habitabilidad es lo que más nos ha sorprendido. Con un esfuerzo en su calidad evidente, aunque todavía por detrás en gran parte de sus rivales, este citySUV sorprende con una presentación sencilla y aparente a la vez. En la consola central se ubica una palanca del cambio tipo joystick, muy ergonómica pero de largos recorridos. Los plásticos son 'demasiado' evidentes, eso sí, y no hay tapizados ni materiales acolchados, incluso en sus múltiples huecos. Los detalles más significativos son una guantera refrigerada y una luz de ambiente en los tiradores de las puertas.

Amplio detrás y piso plano

Las butacas delanteras son confortables, aunque lo que más llama la atención es el espacio en las plazas traseras, favorecidas por un piso totalmente plano. Damos fe de que hay holgura para las piernas, aunque tres adultos irán, lógicamente, más que justos en cota de anchura. El maletero se abre con llave o desde una palanca en el piso al lado de la butaca del conductor. Como no hay milagros, sólo cubica 243 litros, ampliables hasta los 473 si se abate el respaldo trasero, de una sola pieza.

No hay mucho donde elegir en cuanto a opciones mecánicas. El único propulsor que se pone en juego es un 1.2 atmosférico tricilíndrico, construido en aluminio y desarrollado íntegramente por Mahindra. Rinde 82 caballos de potencia y presenta un par de 11,7 mkg. Se asocia exclusivamente a una caja manual de cinco relaciones y homologa un consumo medio de 6,2 litros. La velocidad máxima es de 148 km/h.

La plataforma del KUV100 también es nueva y 'made in Mahindra'. Apuesta por un esquema Mcherson en el eje delantero y un eje de torsión detrás. La tracción es delantera y no se contempla, como el el XUV500, un sistema de tracción total. Delante monta frenos de disco, mientras que en las ruedas traseras se apuesta por tambores. Llama la atención la generosa altura respecto al suelo del vehículo, 170 milímetros, y la marca hace hincapié en los generosos ángulos de ataque (20º) y salida (29º), aunque se trata de un modelo 4x2 de corte urbano. No obstante, viene bien para salvar algún bordillo a la hora de aparcar. Y que conste que en su dotación de serie contempla un control de descensos, para los más aventureros, y un asistente de arranque en pendientes.

Motor muy elástico

Tuvimos ocasión de conducir brevemente este nuevo modelo y podemos decir, a falta de una toma de contacto más intensa, que nos agradó la progresividad y elasticidad del propulsor y su buena capacidad de recuperación. También el cambio es agradable, mientras que la dirección, con 3,7 vueltas de volante entre topes, no es lo mejor precisamente. El freno de mano recurre a una palanca que sale en profundidad desde la parte baja del salpicadero, similar a la utilizada en su día en el icónico Citroën 2CV.

El KUV100 se comercializa con dos niveles de acabado, el K6 y el K8, y la dotación de serie es muy completa, aunque con algunos matices en seguridad y conectividad. En la versión de acceso contempla, además de los mencionados asistentes de arranque en pendientes y el control de descensos, aire acondicionado, cuatro elevalunas eléctricos, faros antiniebla, llantas de aleación de 15 pulgadas, volante multifunción, sistema infotainment con pantalla de 3,5 pulgadas, Bluetooth, sensores de aparcamiento traseros... En seguridad cuenta con control de estabilidad y sólo airbag frontales (el resto ni en opción), y poco más que decir en materia multimedia o de conectividad, un hándicap en un vehículo dirigido a una clientela joven.

La versión superior K8 añade limpiaparabrisas trasero, la guantera refrigerada, las luces de cortesía en la puertas, los paneles de las puertas con inserciones en tela, apertura y arranque sin llave y alfombrillas. Las opciones quedan para las pinturas metalizadas o las cuatro coquetas combinaciones bicolor disponibles con el techo en negro metálico.

Desde 10.441 euros con descuento

El nuevo KUV100 llegará en mayo con un precio de 11.950 euros para el K6 y de 13.250 para el acabado superior K8. Hasta finales de año ambos cuentan con una campaña promocional de 1.500 euros. Ahora el esfuerzo de la marca pasa por incrementar progresivamente los 17 concesionarios actuales y tener una mayor presencia en los núcleos urbanos para aumentar las ventas.

De hecho, de los 160 vehículos que vende actualmente en territorio nacional se quiere pasar a 4.000 hasta el año 2021. La piedra angular será este KUV100, pero para alcanzar esas cifras se contará con el apoyo de los nuevos Goa (2019), un Mahindra que será un calco del SsangYong Tivoli, marca de su propiedad, y que llegará en 2020 con variante eléctrica incluida, el nuevo XUV500 también con una eficiente versión EV en su gama (2021) y el nuevo Thar en 2022, modelo que aprovecha el chasis del legendario Jeep Willys. Y todos estos estrenos contarán ya con el diseño de Pininfarina, firma también ya propiedad de Mahindra.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas