Conducimos el Mahindra Goa Pik Up Plus. Vuelve a la carga
DESDE 19.118 EUROS

Conducimos el Mahindra Goa Pik Up Plus. Vuelve a la carga

La marca india 'resucita' su robusto modelo con importantes novedades en cuanto a diseño, mecánica y equipamiento. Disponible con dos carrocerías, sigue destacando por su versatilidad de uso y por su gran capacidad off road, como tuvimos ocasión de comprobar. El precio también juega a su favor.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

23 de Septiembre 2019 21:00

Comparte este artículo: 11 8

El segmento de los pick-up parece ir despertando interés en un mercado como el europeo. En otros escenarios, como el americano, el africano o el asiático, sí que son vehículos de uso común por su versatilidad, pero en el Viejo Continente estamos a años luz de otros mercados. También en España, aunque el uso meramente recreacional ha llamado la atención de conductores que buscan un automóvil que sirva prácticamente para todo.

Por eso la oferta se ha multiplicado en los últimos años. Y por eso Mahindra ha decidido 'resucitar' su atractivo Goa, ahora denominado Pik Up Plus, un modelo que lleva entre nosotros desde 2005, con diferentes actualizaciones, lógicamente, pero que hace tiempo que la marca india no lo comercializaba en nuestro país.

El regreso sirve para refinar, dulcificar y rematar con más esmero un vehículo que tiene un perfil más laboral que otra cosa. Primero porque no goza de la calidad ni de la tecnología de rivales tipo Ford Ranger, la Clase X de Mercedes o el Nissan Navara, por poner algunos ejemplos; y eso trae consigo el apartado segundo, que no es otro que su atractivo precio, prácticamente imbatible.

Cabina simple o doble cabina

El nuevo Goa Pik Up Plus está disponible con dos tipos de carrocería: Cabina Simple, enfocada más al trabajo, y Cabina Doble, que amplía el aforo hasta las cinco plazas. Esta última reduce la capacidad de la 'bañera' en 80 centímetros y recorta en 100 kilos el peso que puede acoger (1.195 kilos es el máximo permitido). La longitud del vehículo en ambos casos es la misma, 5,18 metros. También la anchura (1,82) y la distancia entre ejes (3,04), pero sí que varía la altura, 1,92 metros en el más 'familiar', casi seis centímetros más que la más 'sencilla', que ofrece sólo dos asientos y dos puertas.

Hacer este modelo más competitivo frente a unos rivales cada vez más preparados ha obligado a incorporar numerosas novedades, aunque en conjunto sigue siendo más simple y modesto que la media. En cualquier caso introduce hasta 51 modificaciones con respecto al vehículo anterior, que no es poco, aunque no hay detalles tecnológicos de última 'hornada', para que nos entendamos.

El cambio estético es evidente, más trabajado gracias a los cromados introducidos en la calandra, los grupos ópticos más sofisticados con función de luz en curva, paragolpes más voluminosos, nuevas luces diurnas LED o una gama más llamativa de llantas de aleación con los acabados más completos S10. También tiene detalles que no se ven, pero prácticos, como un capó delantero con apertura de amortiguador hidráulico, muy útil porque queda muy alto para fijarlo a mano.

Un interior más 'vistoso'

Asimismo, el interior se completa con más esmero, aunque sigue siendo un tanto espartano y todos los plásticos son duros y fáciles de limpiar. Estrena nueva instrumentación y la versión S10 Doble Cabina, la más completa, contempla una pantalla táctil de 7 pulgadas en el salpicadero que acoge un sistema multimedia y navegación, además de control de velocidad de crucero, climatizador automático, asientos regulables en altura, retrovisores eléctricos o sensores de luces y lluvia. De acuerdo que no son avanzados asistentes de conducción, pero es que hasta ahora no los contemplaba en su dotación. Y eso es noticia.

A nivel de chasis se ha tratado de dulcificar el confort al recalibrar la suspensión y ofrece una versión de acceso con tracción 4x2. El resto de la gama ya dispone de tracción 4x4 conectable. El único motor disponible es un bloque turbodiésel de cuatro cilindros y 2.2 litros que eroga 140 CV de potencia y y 330 Nm de par máximo a 1.600 rpm. Tampoco nos volveremos locos a la hora de elegir el cambio, ya que sólo dispone de una caja manual de seis relaciones, que ha mejorado algo su precisión, aunque es fácil confundirse en ocasiones entre la primera relación y la marcha atrás porque comparten prácticamente el mismo guiado.

Simple pero eficaz

Las versiones con tracción total pueden circular con propulsión trasera, modo 4x4 y tracción total con reductora. Además cuenta de serie con un diferencial mecánico trasero con bloqueo automático al 100%. El paso de 4x2 a 4x4 se puede realizar en marcha, hasta los 80 km/h, por medio de un mando giratorio ubicado en la consola central. Para activar la reductora hay que detenerse. En cualquier caso si nos movemos en 4x4 mejor hacerlo por campo o superficies deslizantes porque no lleva un diferencial central y el bloqueo someterá a una tremenda fatiga a los distintos elementos de la transmisión en asfalto seco (puede llevar incluso a una costosa avería si colapsa).

Con todas estas novedades nos pusimos al volante del Goa Pik Up Plus, aunque en las toma de contacto sólo afrontamos tramos off road. Nos ponemos cómodos, aunque la ergonomía no es lo mejor. El volante sólo se regula en altura y queda muy desplazado a la izquierda. Arrancamos y el sonido del motor diésel se hace evidente. Se ha mejorado la insonorización pero los decibelios siguen llegando con nitidez.Afrontamos una pista de tierra hasta llegar a una zona con pronunciadas pendientes. En esos retos activamos el nuevo control de pendientes, tanto en ascensos como en descensos. Sujeta perfectamente un conjunto que en orden de marcha parte desde los 2.155 kilos.

Imparable en off road

Más tarde atacamos una zona de cruce de puentes. Sus generosos ángulos de ataque (34º), salida (15º) y ventral (18º), unidos a una altura mínima al suelo de 21 centímetros, nos permite superar obstáculos sin problemas. Los recorridos de la suspensión son correctos y no tuvimos problemas incluso cuando apareció el barro, pese a que los neumáticos que monta no son precisamente radicales para un uso campero extremo. Lo cierto es que con el mono de trabajo puesto brilla con luz propia.No podemos hacer una valoración de su dinámica en asfalto porque en la presentación no estaba prevista. Por lo tanto tendremos que esperar para comprobar sus inercias, frenos, confort con sus robustas ballestas en el eje posterior o el tacto de la dirección, que ya anunciamos que no es precisamente directa.

El Goa Pik Up Plus ya está disponible con dos nivele de acabado, S6 y S10, ambos asociados a las dos cabinas. El precio oscila entre los 19.118 euros de la versión Cabina Simple 4x2 S6 y los 27.528 de la Cabina Simple 4x4 S16 Tipper Trilateral. Para un uso particular el coste se incrementa hasta los 21.448 y 30.883 respectivamente. A esas tarifas se les puede aplicar una agresiva campaña de descuentos vigente hasta marzo de 2020. La garantía en todas las versiones es de tres años o 100.000 kilómetros, además de tres años de asistencia Mahindra.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
Salon