martes, 27 septiembre 2022

Madrid-Barcelona, ida y vuelta en un Porsche Taycan

Los coches eléctricos ya son una realidad. Cada vez más personas se decantan por esta tecnología responsable con el medioambiente, pero aún son muchos los que ponen en duda que se pueda viajar por España con tranquilidad en este tipo de vehículos ya que este tipo de movilidad levanta muchas dudas e incertidumbres. Por ello, la marca Porsche ha querido demostrar que esto es posible.

Pau Soler, responsable en España de Porsche Experience, se ha puesto al volante de un Porsche Taycan para realizar la ruta de ida y vuelta Madrid- Barcelona, y recopilar datos sobre tiempos de viaje, de carga de batería y de toda una serie de detalles relevantes, para que se conozca la realidad de estos vehículos eléctricos.

Ya no se pone en duda que este tipo de automóviles son ideales para desplazarse por la ciudad, pero, ¿El Porsche Taycan es práctico para realizar largos recorridos? ¿Se tarda más tiempo en llegar a un destino con un vehículo eléctrico que con otro de otro tipo de combustión?

La primera de las cuestiones es la preocupación de muchos ante el nivel de autonomía de los vehículos eléctricos, y de la dificultad a la hora de realizar las cargas, por ello, un viaje de ida y vuelta entre Madrid y Barcelona, trayecto superior a 600 Kilómetros, resulta muy adecuado para comprobar ambas variables.

La organización que se hizo de la ruta con el Porsche Taycan se planteó de una manera a la ida y de otra a la vuelta. Desde Madrid a Barcelona, con una sola parada larga; de Barcelona a Madrid, con dos cortas. Y, en ambos casos, sin sobrepasar el límite de velocidad legal en España, es decir, 120 km / h, salvo en los tramos donde ese límite es aún menor y, naturalmente, al entrar en una ciudad.

Pau Soler explica que en el recorrido que hizo de Madrid a Barcelona, durante la parada para comer en Zaragoza (aproximadamente la mitad de camino), el Taycan se estuvo cargando en Centro Porsche Zaragoza durante una hora, enchufado a un cargador de corriente continua de 50 kW de potencia. En ese lapso, el estado de carga pasó del 26 al 81% y la autonomía de 105 a 318 kilómetros. La velocidad media final del recorrido, sin contar la parada, fue 102 km / h, y el consumo de energía de 19,81 kWh / 100 km. El Taycan llegó al punto de destino en Barcelona con un 13% de batería y 52 kilómetros de autonomía.

Por todo lo anterior, el responsable de Porsche Experience concluye que, con un Taycan, no hay que preocuparse de la carga más de lo que te preocuparías del repostaje en un coche de combustión.

En relación al coste de la electricidad, decir que es muy variable y depende de los distintos proveedores existentes. Hasta finales de este año, los clientes de Porsche tenrán carga gratuita para el Taycan en los Porsche City Charging y en los Centros Porsche. En las estaciones de Ionity el coste para ellos será de 0,33 euros por cada kWh. Si tenemos en cuenta este precio, el viaje de ida y vuelta Barcelona- Madrid nos hubiera costado unos 82,31 euros, pero hay que tener en cuenta que, si salimos con la batería cargada de casa al máximo y disponemos de una tarifa nocturna beneficiosa, ese precio se reduciría.

Tras la ruta realizada en un Porsche Taycan se concluye que este vehículo eléctrico dispone de una gran autonomía, capaz de realizar largos viajes de una manera no muy costosa, en un tiempo similar al que tardaríamos en un coche con otro tipo de combustible y, además, con su uso contribuimos a cuidar el medioambiente.