viernes, 1 julio 2022

M-Sport fusiona un Ford Fiesta R5 con un Fiat Panda para crear el Pandemonium

Ahora que el Fiat Panda está de moda por lo útil y divertido que resulta en competiciones de regularidad, como el Iberian Classic Raid o el Panda Raid, a muchos se le pondrán los dientes largos con la última creación del especialista británico M-Sport, encargado de fabricar el exitoso Ford Fiesta R5 que ha arrasado en multitud de rallyes a lo largo de los últimos años. Precisamente este modelo de competición ha servido como base para crear el Fiat Panda que nos ocupa, denominado Pandemonium.

Lo cierto es que solo el nombre asusta, pero lo hace todavía más su aspecto, que combina los rasgos de un Panda convencional con unas enormes aletas ensanchadas, grandes llantas calzadas en neumáticos de bajísimo perfil y la carrocería pegada al suelo gracias a la suspensión de competición con la que lo ha equipado M-Sport, la misma que utiliza el Ford Fiesta R5 del que hereda el chasis y la mecánica. Y es que, lo que se esconde bajo el capó es un salvaje motor de cuatro cilindros turboalimentado de 1.6 litros que desarrolla 300 CV y 450 Nm. De llevar esa potencia a las cuatro ruedas motrices se encarga una caja de cambios secuencial de cinco velocidades firmada por Sadev.

El primero de muchos

Sin duda, el Pandemonium tiene que volar y daría la talla en unas cuantas competiciones, pero no sabemos si llegará a batirse el cobre con otros modelos o simplemente se trata de un encargo de un cliente muy especial de M-Sport, probablemente un apasionado del utilitario italiano. Y decimos especial porque es el primer cliente que demanda los servicios de la nueva división M-Sport Special Vehicles, creado para desarrollar modelos únicos como este Pandemonium, que en otra época podría pasar perfectamente por un Grupo B.