Lynk & CO 01. Nueva marca y nueva era
CON TECNOLOGÍA SUECA

Lynk & CO 01. Nueva marca y nueva era

El gigante chino Geely Auto Group, propietario de Volvo Cars, ha creado una nueva marca de enfoque global en la que el fabricante sueco juega un papel protagonista tanto en el diseño como en la ingeniería. Su primer modelo es el 01, un SUV innovador hasta en sus fórmulas comerciales.

Pedro Martín

Pedro Martín

22 de Julio 2017 22:42

Comparte este artículo: 259 0

Hemos asistido al doble evento -presentación del SUV 01 en Goteborg y de los planes de negocio al día siguiente en Berlín- que sirve de pistoletazo de salida para Lynk & Co -podríamos castellanizarlo como 'líncanco'-, nueva marca global que el próximo año iniciará la comercialización en China, para seguir por Europa y Estados Unidos. Geely, la empresa que compró Volvo Cars en 2010 -también es propietaria de London Taxi-, decidió dar el paso en 2012, cuando puso a trabajar en este proyecto a 2.000 personas, de las que 400 corresponden al área de Diseño, liderado por Peter Horbury y que cuenta con estudios en Goteborg, Shanghai, Los Ángeles y Barcelona.

El resultado es el 01, un SUV innovador -aunque en sus líneas firmadas por Andreas Nilsson algunos creen ver rasgos de Ferrari, de Camaro, de Porsche...- cuya carrocería mide 4,53 metros de largo, lo que le sitúa como rival del Volkswagen Tiguan. En cuanto a los detalles técnicos, el 01 usa la plataforma CMA (Compact Modular Architecture) destinada también a las siguientes Series 40 de Volvo y a futuros modelos de Geely, y que puede ajustarse a distintos tamaños y estilos de carrocería: podrán variar los voladizos, la distancia entre ejes... Además, es compatible con mecánicas de todo tipo, de manera que los Lynk & Co 01 incorporarán motores 'convencionales' de tres y cuatro cilindros en China, pero para Europa habrá alternativas electrificadas, como una versión híbrida, una cien por cien eléctrica y otra a caballo entre las dos primeras: el 01 Plug-In Hybrid, un híbrido enchufable que asociará un motor tricilíndrico 1.5 de gasolina con turbo e inyección directa -unos 190 CV- a un propulsor eléctrico de 75 CV, un cambio automático DCT7 de doble embrague y una batería de gran capacidad entre las banquetas delanteras, donde normalmente iría el árbol de transmisión. La potencia conjunta rondará 225 CV, el par máximo se acercará a 40 mkg, podrá recorrer 50 kilómetros en eléctrico y acelerará de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos.

Asimismo, el 01 tendrá versiones de cambio manual y con tracción total, y en su dotación no faltarán asistentes de conducción y seguridad de primer nivel, como corresponde a un vehículo que disfruta de la tecnología de Volvo y que nacerá como ?premium?. Así, dispondrá de cámara perimetral 360o, alerta de colisión frontal con frenada automática de emergencia y detector de peatones, control de crucero activo ACC, control de ángulo muerto lateral, alerta por salida involuntaria del carril, faros inteligentes, aviso de riesgo por tráfico trasero cruzado... La idea es que el 01 y los siguientes Lynk & Go que lleguen -la marca ya habla del 02, del 03 y de un cuarto modelo- obtengan los mejores resultados en seguridad.

También quieren ser referentes en conectividad, y para ello han firmado un acuerdo con Ericsson. El interior está presidido por una gran pantalla central táctil que da acceso a los diversos sistemas telemáticos, pero también a internet y a la propia 'nube' del vehículo. Y los Lynk & Go equiparán un botón para el encendido de la mecánica, que podrá autorizar a distancia el propietario desde su smartphone.

10 ideas para entender lynk & Co. Una marca «nacida digital»

1.- Lynk & Co defiende que mientras otros fabricantes «se transforman hacia lo digital», ellos ya «han nacido digitales». Por ello optan por un modelo de negocio distinto que atañe tanto a la venta como al servicio, y a nuevas fórmulas de uso del vehículo.

2.- No habrá concesionarios, pues Lynk & Co busca la relación directa con el cliente, sin intermediarios. Los coches podrán comprarse 'online', aunque también habrá algunas tiendas de la marca en ciudades estratégicas. Y en todos los casos, con precios fijos.

3.- Según Lynk & Co, el 25 por ciento del precio de un coche puede llegar a corresponder a los costes de la distribución tradicional. Ahorrando en eso, la factura del vehículo bajará claramente.

4.- Podremos ser propietarios del coche o usarlo en régimen de leasing. Pero también habrá servicios de tipo 'car sharing' a los que nos podremos suscribir, con ventajas para usuarios frecuentes.

5.- Las tareas de mantenimiento del vehículo y las reparaciones se simplificarán al máximo, pues el coche se recogerá y se devolverá en el domicilio del cliente.

6.- No habrá diferentes acabados y largas listas de opciones, sino una gama simplificada con equipamientos muy completos.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon