jueves, 1 diciembre 2022

Lotus y Hope fabrican esta bicicleta de competición

Dos ilustres empresas británicas como son Lotus y Hope han colaborado para desarrollar esta impresionante bicicleta de pista, con la que el equipo de Gran Bretaña buscará conseguir el mayor número de oros olímpicos en Tokio 2020.

Sin embargo, esta montura que todavía tiene que ser aprobada por la UCI para poderse emplear en competición debutará antes, pues con ella el equipo británico va a cubrir la Copa del Mundo de Ciclismo en pista Tissot. Y además, diferentes ciclistas del grupo ya la han podido probar en secreto durante las últimas semanas con el fin de ajustar hasta el último componente.

Aerodinámica y ligera al máximo

Los ingenieros de Lotus Engineering han sido los encargados de diseñar la horquilla delantera y el manillar, que se integran perfectamente en el resto de componentes ideados por Hope Technology. Para conseguir esta unión se han elaborado infinidad de estudios por ordenador, aunque también ha entrado numerosas horas en el túnel del viento.

Además de conseguir la máxima aerodinámica se ha primado conseguir un bajo peso y una gran rigidez estructural.

Aunque pueda parecer toda una aventura por parte de la firma de Hethel, coquetear con el mundo de las bicicletas no es nada nuevo para Lotus, que en los años '90 diseñó las monturas que el ciclista Chris Boardman utilizó para los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, donde ganó el oro en pista. Lotus también fabricó la bicicleta que utilizaría el británico en las contrarreloj durante el Tour de Francia de 1994, precisamente el cuarto consecutivo que consiguió Miguel Indurain.

Por su parte, Hope lleva más de 30 años diseñando, fabricando y probando componentes innovadores para bicicletas desde su sede en Lancashire, por lo que participar en este proyecto era todo un sueño.