miércoles, 10 agosto 2022

Los modelos de prueba de Skoda. El arte del camuflaje para despistar a los curiosos

Los modelos de prueba llaman la atención en las carreteras por su impactante camuflaje, modelos que ayudan a hacer suposiciones sobre lo que oculta bajo esos colores. Antes de que un nuevo modelo de Skoda llegue al mercado, sus prototipos ya han recorrido hasta dos millones de kilómetros de prueba, muchos de ellos por carreteras con tráfico.

Con este camuflaje se consigue proteger el diseño de un vehículo de miradas curiosas y fotógrafos espía. Con pruebas realizadas por todo el mundo, el coche tiene que rodar de forma fiable tanto en entornos extremadamente fríos con temperaturas por debajo de los 30 grados negativos, como en temperaturas que alcanzan los 40 grados positivos.

“Además de evitar que el coche sea reconocido, la normativa que regula el uso de vehículos en carreteras públicas también debe observarse. Por ello, todos los prototipos tienen intermitentes y luces de freno funcionales, así como un set completo de sensores, sin importar los medios utilizados para camuflar u ocultar su diseño. En general, no pueden obstaculizarse las tomas de aire y no pueden cubrirse las salidas de aire del interior”, ha asegurado Florian Weymar, Director de Desarrollo de vehículos de Skoda.

Skoda Enyaq iV

Los artistas de Skoda que se encargan de realizar este camuflaje juegan con motivos varios, efectos 3D y contrastes de color, sin casi ningún límite a la imaginación. Actualmente, se podrá ver un prototipo del Skoda Enyaq iV camuflado con motivos verdes, blancos y grises, así como con elementos tridimensionales. Para disfrazar al SUV totalmente de Skoda, que se presentará este año, se han necesitado 120 horas y unos 18 metros cuadrados de vinilo.