Volvo S60. Rompe moldes
SIN DIÉSEL

Volvo S60. Rompe moldes

El nuevo sedán de Volvo se fabricará en Estados Unidos, nace desde la avanzada plataforma global SPA de la marca, da la espalda definitivamente a los motores diésel y se rodea de una dotación tecnológica de última generación. Llegará a España en los primeros meses de 2019.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

15 de Febrero 2019 22:00

Comparte este artículo: 49 2 0

A la estela del práctico familiar V60, llega el S60, la nueva variante sedán de tintes deportivos que aterriza en un segmento donde no se hacen amigos, pues tratará de abrirse un hueco ante rivales de la talla del Audi A4, la Serie 3 de BMW o la recién renovada Clase C de Mercedes.

El modelo de la firma sueco tiene 'pasaporte' estadounidense, pues es ahí donde se fabrica -ver cuadro-, y será ese país, junto a China, su principal destino a nivel de ventas. Por eso llama menos la atención el hecho de que no vaya a tener en su gama ninguna motorización diésel, cuando sí las ofrece el V60 -producido en Bélgica-, con el que comparte prácticamente su genética al completo. Y es que en esos mercados tan alejados de Europa el gasóleo es pura anécdota; y a estas alturas parecen vender más estrategias como que el año que viene todos los modelos nuevos de Volvo tengan versiones electrificadas en su gama.

Con dos variantes híbridas

También el S60, que presumirá de dos variantes híbridas enchufables de gasolina: un T6 Twin Engine, con una potencia combinada de 340 caballos, y un T8 Twin Engine, que incrementa la potencia hasta los 400 CV. En ambos casos, la tracción total y una transmisión automática de ocho relaciones se incluyen en su dotación de serie. La gama se completará en el momento de su lanzamiento con los motores de gasolina T5, de 253 CV, y T6, con 310 CV.

No hay grandes novedades tecnológicas respecto a las ya vistas en el citado V60 o los sofisticados XC60, XC90 S90 y V90, con los que comparte la arquitectura SPA. Por eso encontramos asistentes tan avanzados como el City Safety, una frenada de emergencia autónoma que reconoce tanto a vehículos como a peatones o animales grandes. Además, presenta una función que trata de evitar las colisiones laterales. Y la seguridad se incrementa también con el optimizado sistema Pilot Assist, que permite al vehículo tomar el protagonismo a nivel de dirección, aceleración y frenado hasta los 130 km/h.

A la seguridad y eficiencia de sus motores añade un chasis activo y diversos programas de conducción que permitirán elegir entre un carácter más dinámico o uno más cómodo.

En el capítulo del infoentretenimiento, el nuevo S60 ofrecerá lo último en conectividad, navegación y servicios. Y la marca sueca propondrá también el servicio de suscripción 'Care by Volvo', que frente al vehículo en propiedad ofrece la posibilidad de hacerse con un S60 mediante una atractiva tarifa plana mensual.

Para el S60 y el nuevo XC90. Primera planta de Volvo en EE.UU.

La estrategia de Volvo "produce donde vendas" ha dado un nuevo paso con la primera fábrica de la marca sueca en suelo estadounidense. Ubicada en Charleston (Carolina del Sur), su primer 'inquilino' en la línea de montaje será la nueva generación del S60, que comenzará a producirse en otoño a pleno rendimiento. Será el comienzo de una relación que tendrá su continuidad en 2021, año en el que también saldrá de estas modernas instalaciones el nuevo XC90, destinado tanto al mercado norteamericano como al resto del mundo; igual que ocurre con el nuevo S60. Esta nueva fábrica creará 4.000 puestos de trabajo, y cuando comience a funcionar a pleno rendimiento se producirán 150.000 vehículos cada año.

Las instalaciones ahora inauguradas en Charleston completan las dos fábricas y la planta de motores situadas en Europa, las tres factorías y otra planta de propulsores en China, así como las plantas de montaje que Volvo también posee en India y Malasia.

Artículos recomendados

Sigue Motor16