miércoles, 5 octubre 2022

Lightweight Performance Finale Edition. Este BMW M2 Competition es una bomba

A lo largo de la historia del sensacional BMW M2 hemos conocido infinidad de preparaciones provenientes de especialistas de todos los rincones del planeta, pero ninguna de ellas al nivel de la desarrollada por los chicos de Lightweight Performance, que ha creado sobre la base de un BMW M2 Competition este Finale Edition. El no va más.

El especialista alemán ha trabajado en el todopoderoso corazón S55 que esconde bajo su capó, el cual es un 3.0 TwinPower Turbo que ahora además estrena nuevos turbocompresores, sistema de admisión de aire, gestión electrónica, catalizadores de competición, sistema de escape deportivo… El resultado es que ahora esta mecánica pasa de los 410 CV originales a unos más que notables 741 CV de potencia, lo que por ejemplo son 21 CV más de los que ofrece un McLaren 720S. Además, su par motor ahora también es de 880 Nm.

De 410 a 741 CV de potencia

Lightweight Performance no desvela las prestaciones de este auténtico misil, al que también equipa con unas suspensiones Eibach Pro Street Multi, que son totalmente regulables, además de con un sistema de frenos BMW M Performance, que además cuenta con nuevos conductos para ofrecer una refrigeración extra y latiguillos metálicos.

1 MNPE34ac2vt8g Motor16

Estéticamente hay que fijarse a conciencia para saber que este Finale Edition es realmente especial, porque Lightweight Performance solo añade algunos detalles aerodinámicos realizados con fibra de carbono a su carrocería, además de unas exclusivas llantas forjadas TITAN 7 de 19 pulgadas, que ahorran unos cuantos kilos de peso.

Aquí no acaban las cosas, porque el interior de este Finale Edition es de lo más exclusivo que verás en mucho tiempo. Los ingenieros de Lightweight Performance han seguido los pasos que vimos en los BMW M5 CS, al introducir en su habitáculo cuatro asientos individuales, de forma que detrás hay dos como los delanteros, vestidos con cuero y Alcantara, y que además cuentan con emblemas 'M2' iluminados. Esta criatura nace de un BMW M2 Competition con cambio manual, el cual ahora tiene un pomo en aluminio anodizado en color azul, haciendo juego con sus nuevos pedales o con los mandos del volante vestido en Alcantara.