jueves, 7 julio 2022

Ligero repunte de las ventas en julio

Las matriculaciones de automóviles llegaron en julio hasta las 117.929 unidades, lo que supone un ligero incremento del 1,1% con respecto al año anterior y da cierta esperanza a uno de los sectores más afectados por la pandemia. A pesar de que las ventas acumulan un 43,4% de bajada interanual, llegando solo a las 457.782 unidades, parece que los planes de estímulo a la compra y renovación del parque que ha puesto en marcha el Gobierno están dando sus frutos.

Según los datos de las principales asociaciones del sector -Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores)-, gracias al Plan Renove 2020 -que con la compra obliga al achatarramiento de vehículos de más de 10 años- ya se han dejado fuera de circulación un 11% más de coches que en el mismo mes del año pasado. Se trata de los modelos más viejos del parque y, en consecuencia, más contaminantes.

El Plan Moves II, que impulsa la compra de coches menos contaminantes, también se empieza a notar en las ventas. Las matriculaciones de vehículos eléctrificados crecieron un 81,3% en julio hasta las 1.652 unidades y representaron un 1,2% del total del mercado el pasado mes. En lo que va de año, se entregaron en España 7.498 unidades, un 0,85% menos, de los que el 1,3% fueron 'cero emisiones'. Además, se vendieron 2.396 híbridos enchufables, un 370% más, mientras que en todo el año sus matriculaciones aumentaron un 98,2%, con 7.980 unidades. Además, las emisiones medias de CO2 de los turismos vendidos en julio registraron el dato más bajo del año (sin contar marzo y abril, donde la actividad estuvo parada): 111,9 gramos de CO2/km. Esto supone una mejora de un 8% respecto del mismo mes del año pasado.

Compras por parte de particulares

Es destacable el hecho de que el mayor crecimiento en las compras se ha registrado en el canal de particulares que, por primera vez en el último año, tiene cifras positivas. Los particulares compraron 61.931 coches en julio, con una subida del 7% respecto al año anterior y registran un acumulado de 224.585 unidades, un 36,4% menos que en el mismo periodo de 2019. Sin embargo, siguen a la baja las compras por parte de los alquiladores, que registran solo 15.634 unidades y una bajada del 14,5%, acumulando una caída del 63,7%, hasta las 72.751 unidades. El canal de empresas sufre un ligero descenso del 0,2%, hasta las 40.364 unidades.

Por otra parte, el crecimiento del mercado tiene consecuencias muy positivas en la recuperación del empleo, ya que los concesionarios tienen ya al 90% de sus plantillas trabajando (unas 150.000 personas) y las fábricas han recuperado más del 85% de su producción. Hay que tener en cuenta que uno de cada cuatro coches fabricados en el país se vende dentro de nuestras fronteras, por lo que el mercado interno es muy importante para nuestras plantas de producción. Pese a todo, España es el segundo país con peor evolución dentro de los grandes mercados europeos en el primer semestre.