viernes, 2 diciembre 2022

Lex Kerssemakers: «En Volvo estamos contentos con el camino tomado por el Gobierno español»

Lex Kerssemakers es responsable de Volvo en Europa, Oriente Medio y África desde mediados de 2017. Antes, había sido máximo responsable de la compañía sueca en Estados Unidos, donde puso en marcha los planes de expansión de la compañía que han culminado con la creación de una fábrica en Charleston, de la que sale el nuevo Volvo S60. Su trabajo en Estados Unidos se vio recompensado con un importante crecimiento en las ventas que crecieron un 46 por ciento durante ese tiempo. El ejecutivo holandés de 58 años ha pasado por Madrid para la convención anual de concesionarios de Volvo y ha analizado en una mesa redonda con periodistas el presente y futuro de la compañía y de la sociedad desde el punto de vista de la movilidad. Estas son algunas de sus reflexiones.

Estrategia sostenible de Volvo

«En Volvo tuvimos una visión de la empresa y del negocio a futuro basado en la sostenibilidad. Por eso apostamos por utilizar solo motores de cuatro cilindros (más eficientes) y por la electrificación. Pero nosotros solo somos un fabricante de coches, necesitamos el apoyo de los clientes y de los gobiernos para que nos ayuden en este camino, como por ejemplo ha hecho Noruega, que buscó un modelo de movilidad 'verde'. España también puede ser un buen ejemplo, porque el tipo de visión que muestra el Gobierno en sus últimas declaraciones es esencial para conseguir que el futuro sea sostenible. En Volvo estamos contentos con este camino, que va en la dirección que nosotros tomamos hace años».

«Nuestro propósito es la libertad y la movilidad. Hemos de garantizar la movilidad a futuro y adaptarnos a las circunstancias presentes. Queremos ser transparentes sobre este camino. Seguiremos ofreciendo diésel y gasolina, pero el futuro es eléctrico. Pero para ese desarrollo necesitamos infraestructuras, necesitamos la implicación de los gobiernos, de los proveedores de energía…»

Retos y dificultades de la electrificación

«El desafío en Europa es que hay muchas diferencias entre los países y las regulaciones de cada uno. Es un mercado muy complejo y muy difícil de cumplir con todas las exigencias, pero sabemos que con la electrificación estamos en la dirección adecuada!.

«En cuanto al negocio de las baterías, que actualmente está en manos de fabricantes asiáticos, nos vamos a implicar más con proveedores, empresas conjuntas… Debemos garantizarnos que podemos contar con el suministro suficiente para el desarrollo del vehículo eléctrico. Y Trabajamos con todas las opciones, incluso fabricar las baterías en Europa, porque si hay muchos coches con batería no es muy lógico traerlas desde muy lejos».

Adiós al diésel

«Vamos a seguir quitando diésel de la gama allí donde la demanda no sea muy alta. El futuro XC40 no tendrá diésel ni tampoco el XC60 en Estados Unidos. Eso lo supliremos con híbridos enchufables y motores de gasolina muy eficientes».

Crecimiento de ventas

«Europa ha evolucionado y para Volvo esto es muy positivo. Creemos que habrá un crecimiento sostenible en los próximos años. Y en España estamos teniendo un crecimiento de dos dígitos año tras año. Estamos muy contentos con Volvo España por esto pero también por España siempre ha sido un mercado innovador por ejemplo en el apartado de satisfacción al cliente, en el que el trabajo de aquí nos ha servido para el resto de países. España siempre es un mercado piloto para nosotros; por eso es uno de los países donde hemos lanzado Care by Volvo, nuestro nuevo servicio de suscripción».

«Aunque el peso de Estados Unidos y China es cada vez mayor, en el desarrollo de nuevos modelos seguirá teniendo una importancia vital Europa; por eso los centros de desarrollo en Europa seguirán siendo básicos».

«La creación de la planta de Charleston ha sido clave para el crecimiento en Estados Unidos. Ha sido una señal para nuestros concesionarios y clientes; y eso nos ha ayudado a cambiar las ventas allí».

Nuevas formas de 'posesión' del coche

Estamos en un momento fantástico con nuevos productos y explorando nuevos territorios de comercialización como nuestro programa de suscripción Care by Volvo que ofrece al cliente una experiencia de uso muy cómoda. Las formas de posesión del automóvil están cambiando y nosotros debemos estar preparados. Por ejemplo, con el lanzamiento de Polestar en Europa este año también podemos explorar la venta directa; o combinarlo con el sistema Care by Volvo… Aún no se puede avanzar cómo será la combinación de sistemas de venta.

Seguimos investigando en soluciones como el car sharing (ya tenemos una empresa, SunFleet, en los países escandinavos) y continuamos avanzando ese modelo de negocio, pero con un car sharing premium. En primavera podremos dar más datos.

Amenazas por las incertidumbres económicas

La incertidumbre con los nuevos sistemas de propulsión no nos va a desviar de nuestro objetivo de vender 800.000 coches en 2020. Pero las incertidumbres económicas con los ataques al libre comercio sí nos preocupan. Hemos construido nuestro negocio sobre el libre comercio y los debates en curso ponen en peligro este modelo de negocio. Esperamos que el sentido común prevalezca.

La seguridad y la Visión 2020

Estamos muy cerca del objetivo de nuestra Vision 2020 de que nadie muera o tenga heridas graves en ningún accidente a bordo de un Volvo. Y para seguir avanzando hay que sacar el error humano de la ecuación y para ello necesitamos la conducción autónoma. Ahora mismo ya estamos hablando internamente sobre el siguiente objetivo; y cuando tengamos un objetivo definido y realizable -ya sabéis que a los ingenieros les gusta hablar cuando tengan algo concreto que decir- lo comunicaremos. Y para ese siguiente paso necesitaremos que se sumen los Gobiernos, las ciudades, la legislación…

Los retos de la circulación urbana

En cuanto a nuestra gama de modelos para adaptarnos a las nuevas exigencias de circulación urbana. No tenemos previstos modelos pequeños; el XC40 será nuestro modelo de menor tamaño. Pero si creemos que se puede mejorar la eficiencia de uso. Por ejemplo con la evolución de la conducción autónoma mejoraremos la seguridad; pero también la ocupación de la vía, porque podrá haber más coches por metro cuadrado, pues gracias a los sistemas de automatización, los coches podrán circular más cerca unos de otros.

Las claves del éxito de Volvo

La clave del éxito de Volvo está en desarrollar y crear coches que la gente quiere. Con Geely empezamos de cero y tuvimos que crear una nueva gama de productos que mantuviera la esencia de Volvo. Y creo que hemos creado una gama muy atractiva.