El legendario Isetta regresa a la vida gracias a Microlino
FABRICADO EN SUIZA

El legendario Isetta regresa a la vida gracias a Microlino

Hace ya 56 años que BMW dejó de fabricar su carismático Isetta. Sin embargo ese legendario vehículo urbano volverá a la vida gracias a los chicos de Tazzari, quienes fabricarán este Microlino.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

20 de Agosto 2018 13:25

Comparte este artículo: 20 5

Tazzari Group es un conjunto de empresas que fueron fundadas allá por el año 1963 en Italia para desarrollar tecnologías que tienen como punto común la electricidad. Una rama de este conglomerado se dedica desde el año 2009 a fabricar pequeños vehículos eléctricos, entre los que llegará a encontrarse este singular Microlino.

Hace ya 56 años que BMW finalizó la producción de su mítico Isetta, un pequeño vehículo urbano que presentaba una única puerta en la parte frontal para acceder a su pequeño habitáculo. Pero esa no era la única particularidad que presentaba este automóvil conducido por Steve Urkel... Cuantos años han pasado.

Mide 2,40 metros de largo

Pues ahora los chicos de Tazzari volverán a resucitar el Isetta bajo el nombre de Microlino. Se trata de un pequeño vehículo con cuatro ruedas (los primeros Isetta tenían tres) que mide 2,40 metros de largo y cuyo diseño recuerda claramente a la pequeña creación de BMW, con faros en los extremos, una singular forma de gota de agua, ventanas laterales correderas, sin olvidar su particular puerta delantera.

Desde ella se puede acceder a un pequeño habitáculo con una única banqueta en la que se pueden acomodar dos ocupantes. Habitáculo sencillo y donde sólo habrá un único reloj digital en la parte central que nos mantendrá informado del estado del vehículo. Y es que para ahorrar costes con este Microlino, Tazzari ha pedido prestado componentes a Fiat, pues de un 500 hereda el tirador de la puerta (interior y exterior), los reposacabezas... También se apuesta por un sencillo techo de lona que se pone y quita de forma manual.

Tras su asiento es donde encontramos un maletero que presenta una capacidad de 300 litros, que no está nada mal.

Todo eléctrico

Para mover a este singular Microlino, Tazzari recurre a un pequeño propulsor eléctrico que impulsa sus ruedas posteriores. Eroga 20 CV de potencia y 110 Nm, suficientes para que pueda alcanzar una velocidad máxima de 90 km/h, de sobra para moverse por la ciudad y sus alrededores. La energía se almacena en unas baterías que tienen una capacidad de 8 kWh, por lo que su autonomía es de 125 kilómetros. También ofrecerá otras con 14,4 kWh de capacidad, cuya autonomía crece considerablemente hasta los 200 kilómetros.

Dicen que en un enchufe domestico necesita sólo cuatro horas para cargar su batería, operación que tiene un coste que ronda los 1,5 euros. Pero también pueden cargarse de forma rápida y en este caso sólo necesita una hora.

Tazzari comenzará la producción en Suiza de este Microlino a finales de este mismo año, pues aunque parezca mentira, ha recibido más de 7.200 pedidos en firme. Por lo tanto, esperan que en 2019 puedan fabricar entre 1.500 y 2.000 unidades, que venderán por un precio de partida que podría rondar los 12.000 euros.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16