viernes, 9 diciembre 2022

Lazareth LM 410. Una criatura de lo más especial

Si en alguna ocasión has escuchado hablar del artesanal fabricante Lazareth. O si simplemente te has aventurado a investigar sobre este ingenioso ingeniero, Ludovic Lazareth, que fue un alumno aventajado de Franco Sbarro, imagino que no te ha podido dejar indiferente.

Y es que desde su artesanal taller en Ammecy-le-Vieux en Francia salió hace unos cuantos años su primera motocicleta de cuatro ruedas, la LM 847, que estaba impulsada por un impresionante motor V8 con 470 CV de potencia, heredado de un Maserati. Desde entonces Lazareth no ha parado de construir monturas semejantes, hasta que el año pasado presentó su LMV 496, que resultó ser la primera motocicleta voladora del mundo.

Con cuatro ruedas y 200 CV de potencia

Si avanzamos hasta el día de hoy, ahora nos presenta este impresionante Lazareth LM 410, que mantiene esa configuración de dos ruedas delanteras y dos ruedas traseras, una solución que le permite quedar de pié cuando está parada. Lazareth ha ideado un sofisticado sistema de suspensión que permite que sus ruedas basculen para que se pueda inclinar en las curvas y ofrecer una dinámica semejante a la de una moto tradicional.

Tradicional también es su motor, porque esta LM 410 recurre al corazón utilizado por una Yamaha R1. Se trata de un motor de 1.000 centímetros cúbicos capaz de proporcionar 200 CV de potencia, que deberían bastar para mover con soltura esta moto de cuatro ruedas, que imaginamos será mucho más pesada que la deportiva italiana.

Su diseño no dejará indiferente a nadie, así como su factura de compra, puesto que Lazareth se ha propuesto a fabricar 10 ejemplares, que venderá por 100.000 euros la unidad.