Land Rover actualiza el Discovery
ESTRENA MOTORES CON HIBRIDACIÓN SUAVE Y ETIQUETA ECO

Land Rover actualiza el Discovery

Además de refrescar su imagen, Land Rover ha mejorado el equipamiento del Discovery para que sea aún más seguro y funcional; aunque lo más importante está bajo el capó, con dos motores diésel y otros dos de gasolina que optimizan su rendimiento y reducen consumo y emisiones.

Pedro Martín

Pedro Martín

10 de Noviembre 2020 19:00

Comparte este artículo: 0 0

La historia del Discovery ha cumplido ya tres décadas, y desde 2017 se comercializa la quinta generación, revolucionaria formal y técnicamente en relación a sus antecesores, y que ahora introduce cambios relevantes que actualizan este todoterreno familiar de la firma británica. Las modificaciones no son radicales estéticamente, pero hay novedades aquí y allá como el nuevo diseño de las llantas de 20, 21 y 22 pulgadas de diámetro, un nuevo frontal que estrena parrilla y paragolpes, y que acoge nuevos faros LED Matrix, o una zaga que también se renueva con ópticas rediseñadas, una pieza negra que va de lado a lado como soporte del nombre del modelo y un paragolpes también nuevo.

Un enfoque más deportivo y tecnológico

Según Land Rover, el objetivo era darle un toque más deportivo, y de hecho se prevé que buena parte de las ventas se centren en el acabado R-Dynamic. En cuanto al interior, las mejoras son si cabe mayores, pues ahora son nuevos el volante y el selector de la transmisión, se adopta el sistema de infoentretenimiento PIVI Pro con pantalla táctil de 11,4 pulgadas (su superficie es un 48 por ciento mayor que en el modelo precedente), la instrumentación es una pantalla digital configurable de 12,3 pulgadas con función Head-up Display disponible y se ha redefinido la ergonomía y la lógica de los mandos, de modo que al 90 por ciento de las funciones se accede con un máximo de dos toques.

Y el equipamiento también se ve incrementado, destacando el asistente de aparcamiento automático de funcionamiento optimizado, el sistema ClearSight que permite ver a través del salpicadero y del motor gracias a una simulación en pantalla que reproduce lo que encontramos bajo las ruedas delanteras, la climatización con filtrado e ionización del aire del habitáculo y hasta cuatro zonas de actuación (en la segunda fila diferencia ahora entre derecha e izquierda), unos asientos más cómodos... Y con cualidades en cuestión de versatilidad de las que no gozan todos sus rivales, como la segunda fila corredera longitudinalmente hasta 13 centímetros o los 14 espacios repartidos por el habitáculo donde guardar cosas y que suman 41,8 litros de capacidad, incluido el cofre central, refrigerado en opción. Además, el interior cuenta con cuatro tomas de corriente de 12V y nueve tomas USB, equipa un cargador inalámbrico de 15W para el smartphone y ofrece Wifi 4G para dar servicio a ocho aparatos a la vez.

Versátil, confortable y muy capaz

Con las siete plazas en uso el maletero tiene un volumen de 258 litros, que pasan a ser 1.231 (medidos hasta el techo) si solo necesitamos cinco plazas y nada menos que 2.485 litros si configuramos el habitáculo para dos plazas. Además, podemos abatir individualmente las cinco plazas de las filas segunda y tercera desde la pantalla central táctil, y el portón puede ser eléctrico y de accionamiento sin manos, pues basta con pasar el pie bajo el paragolpes para accionarlo. Portón, por cierto, que sigue siendo de dos hojas, con una sección más pequeña que abate hacia abajo y en la que, por ejemplo, podemos sentarnos a calzarnos o a desayunar, pues admite hasta 300 kilos de carga para admitir, llegado el caso, el peso de tres adultos.

Land Rover también presume de las habilidades fuera de carretera del Discovery, cuya suspensión neumática nos permite variar la altura del conjunto hasta en 115 milímetros, de manera que la profundidad de vadeo máxima alcanza los 90 centímetros. El sistema Terrain Response 2 optimiza el rendimiento hasta en los terrenos más complicados, y cuando se trata de tirar de un remolque, también figura entre los vehículos más apropiados, pues la marca afirma que en todos los países el Discovery podrá remolcar el máximo de peso fijado por la ley para este tipo de vehículo.

Etiqueta ECO en tres de cuatro

Aunque si hablamos de modificaciones técnicas, quizás lo más reseñable ocurra bajo el capó, donde Land Rover renueva la gama mecánica en busca de consumos y emisiones más bajos. De los cuatro motores disponibles, dos son diésel y otros dos son de gasolina, y en tres de ellos disfrutaremos de etiqueta ECO gracias a sistema de hibridación suave MHEV que hace solo unos meses se estrenaban en el nuevo Defender. En concreto, el Discovery cuenta ahora con las versiones diésel D250 (249 CV y 570 Nm de par máximo) y D300 (300 CV y 650 Nm), ambas dotadas de un seis cilindros 3.0 MHEV turboalimentado que, en relación al SD6 anterior de dos litros y cuatro cilindros, implica una reducción de emisiones de CO2 del 7 por ciento. Y en gasolina el cliente podrá escoger entre la versión P300, dotado de un 2.0 Turbo de cuatro cilindros con 300 CV y 400 Nm, y la variante P360, cuyo seis cilindros 3.0 MHEV turboalimentado rinde 360 CV de potencia y 500 Nm de par máximo. En todos los casos, por supuesto, con caja de cambio automática y tracción a las cuatro ruedas permanente.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon