Lamborghini Urus. Yo también te quiero
AL VOLANTE

Lamborghini Urus. Yo también te quiero

Te quiero en mi garaje, te quiero siempre a mi lado, en lo bueno y en lo malo, todos los días de mi vida. El Urus es una buena pareja para pasar ratos inolvidables. Y salvo que no se va sentado a ras del suelo, no tiene nada que envidiar a ningún otro Lamborghini.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

28 de Marzo 2019 21:00

Comparte este artículo: 63 7

Cuando te pones al volante de un Lamborghini Urus lo haces impresionado por su musculosa e imponente silueta, pero también un poco condicionado por lo alejado de lo que, hasta hace muy poco, entendíamos por un superdeportivo de altas prestaciones: un biplaza de poco más de un metro de altura con un puesto de conducción casi rozando el asfalto. Sin embargo, basta recorrer unos pocos metros dominando el entorno desde una altura considerable con el todocamino de cinco plazas más potente del mundo, para que tu cabeza y tus sentidos cambien el chip a la misma velocidad de vértigo que acelera este 'carrazo' de 650 caballos y 2,3 toneladas de peso. Está claro que conducir como si fueses encajado en el cockpit de un F1 tiene su gracia, y las sensaciones a ras del suelo son sin duda muy diferentes a las que se logran encaramado al asiento de un todoterreno, aunque te aseguro que en este caso no mucho más excitantes. Pero cuando te acostumbras a ir viéndolo todo desde otra perspectiva, contando con los mismos recursos respecto a potencia, aceleración o estabilidad, comienzas a descubrir ventajas.

Cuentan que los participantes de una concentración Lamborghini por las carreteras del Piamonte italiano realizaron una ruta por vías de montaña y no salían de su asombro porque propietarios de los 'Lambo' Huracan y Aventador encontraron importantes dificultades para seguir el ritmo de ese traidor llamado Urus. Y es que las carreteras de la ruta estaban bastante deterioradas, con abundantes baches y badenes, por lo que los Urus avanzaban a un ritmo endiablado sin miedo a dejarse medio coche por el camino mientras el resto sufría cada metro. Se trata tan solo de una anécdota, pero que deja clara la filosofía de un modelo único.

Con motor biturbo

El Urus está construido sobre la plataforma que utilizan otros todocamino del Grupo como el Bentley Bentayga, el Audi Q8 o el Porsche Cayenne. Y si hablamos del poderosísimo motor V8 biturbo, ocurre tres cuartos de lo mismo, ya que se trata de un propulsor que emplean modelos como el Cayenne Turbo. Pero con una diferencia importante. El Urus, además de ser el primer Lamborghini con motor biturbo, es el único en el que esta mecánica rinde la increíble potencia de 650 CV, una cifra que convierte al Lamborghini más práctico, espacioso y brutal también en el todocamino de serie más potente del mundo y el que disfruta de la mejor relación peso-potencia. Y los datos de prestaciones son de otro planeta, como lo es sentir la aceleración de esta mole acompañada de un sonido bestial que deja casi sin respiración. Pero son sensaciones lógicas, ya que el Urus acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, sólo seis décimas por encima de lo que tarda un Porsche 911 Turbo, pesando el Urus nada menos que 530 kilos más. Pero es que en alcanzar los 200 km/h desde parado el Lamborghini más impresionante tarda sólo 12,8 segundos, cifras difíciles de digerir por los seguidores más puristas. Está claro que en el Urus Lamborghini no ha escatimado esfuerzos. Ya que hacemos un todocamino y nos arriesgamos a recibir críticas de los seguidores más puristas, hagamos el mejor y más rápido todocamino del mundo, debieron decir los ingenieros de la marca italiana. Así que adoptaron todas y cada una de las tecnologías más avanzadas del Grupo Volkswagen. Por ejemplo, el cambio automática de ocho marchas junto con el sistema de tracción a las cuatro ruedas con vectorización activa del par, que aseguran el mejor rendimiento en entornos tan variopintos como la carretera abierta, la ciudad, el campo, la nieve o el desierto. Además, el par se reparte principalmente al eje trasero, para que el comportamiento esté orientado a lograr el tacto deportivo exigible en un deportivo tan especial. Suspensión neumática regulable, barras estabilizadoras activas con sistema de 48 voltios, ruedas traseras directrices... La lista es interminable y el conjunto esconde un arsenal de recursos con el objetivo de ser el mejor en todo.

Y todo ese despliegue se nota. El tacto y el aplomo al volante del Urus se corresponde con el de un deportivo, aunque lógicamente peso y centro de gravedad juegan en su contra cuando rozamos los límites. Todo a pesar de que con 1,64 metros, es el todocamino más bajo de su clase. Y de que el peso no ha aumentado demasiado -pesa sólo 25 kilos más que un Cayenne Turbo... 19 centímetros más corto- gracias a la masiva utilización de aluminio en carrocería, chasis y suspensiones

Para detener el Urus también se ha recurrido a la mejor de las opciones, los discos más grandes del mercado para un coche de producción. Dos discos carbocerámicos delanteros de 440 mm de diámetro y 40 de grosor con pinzas de aluminio de 10 pistones, y dos discos traseros carbocerámicos de 370 mm de diámetro y 30 de grosor. Un equipo que detiene las 2,3 toneladas a 100 km/h en 33,7 metros, una cifra también estratosférica.

Tal es la confianza del cliente Lamborghini en el producto que, en España, los primeros siete Urus se vendieron antes de que los compradores ni siquiera hubieran visto el coche. Alguno nos ha transmitido su forma de pensar respecto a esto: y es que si es Lamborghini, no puede ser malo. Hablamos de un 80 por ciento de compradores que repiten en la marca, por lo que el 20 restante son de nueva conquista. Clientes con familia y muchas necesidades de espacio que han podido acceder a la marca por primera vez gracias al Urus. Un SUV impresionante que puede ser utilizado a diario para cualquier cosa y, al mismo tiempo, un genuino Lamborghini con el sonido, las emociones y las prestaciones que ofrecen los modelos más carismáticos de la marca del toro. Esa es la magia del Urus y por ella la marca te exige una compensación económica de más de 230.000 euros. Y a pesar de todo, yo también te quiero, Urus.

Puesto de mando. Desde la cabina del piloto

El sistema ANIMA (Adaptive Network Intelligent MAnagement) es el responsable de las dinámicas de conducción en el Urus, la palanca de mando clave para seleccionar una configuración acorde a las necesidades de cada momento. Con esta potente arma, las características del vehículo se amoldan al modo de conducción seleccionado. Hay cuatro modos de conducción en carretera: 'Strada', para primar la facilidad de conducción, el confort y la seguridad; 'Sport', para lograr más agilidad, mejorar la capacidad de respuesta y lograr una conducción divertida; 'Corsa', para precisión y máximo rendimiento; y 'Neve', que garantiza el agarre en las superficies más resbaladizas. Y al otro lado del botón Start, el modo 'Ego' permite al conductor redefinir las dinámicas del vehículo en términos de dirección, suspensión y tracción.

¿Un lambo fuera de lo negro?. Ya lo hacía el Lamborghini LM002

Los modos de conducción todoterreno del Urus permiten que este SUV deportivo se permita el lujo de salir del asfalto con garantías. Sobre todo con los dos modos adicionales disponibles con el pack 'off road', solicitado por el 70 por ciento de los clientes. El denominado 'Terra', que garantiza la mayor eficacia en conducción todoterreno; y el 'Sabbia', que es perfecto para superficies arenosas. Pero no es la primera vez que un Lambo puede salir al campo sin problemas. Entre 1986 y 1993, la marca comercializó el LM002, un todoterreno 4x4 con el motor delantero V12 del Countach y 444 CV. Este 'tanque' nació con la vista puesta en la industria militar, pero terminó convertido en una pieza exclusiva de la que sólo se construyeron 301 unidades.

Oppo Find X Edición Lamborghini. A la altura del Urus

La marca de smartphone Oppo presentaba este verano una edición Lamborghini de su modelo más avanzado, el Find X, un smartphone de alta gama y altas prestaciones ideado sobre todo para los clientes más caprichosos de la firma de deportivos, entre otras cosas porque el móvil cuesta la friolera de 1.699 euros. Y casualmente hemos podido disponer de una unidad de prueba de este Oppo Find X al mismo tiempo que el Urus. Para empezar, el embalaje es lujoso a más no poder, la carcasa del teléfono es de fibra de carbono y la carga completa se realiza en poco más de media hora gracias al su tecnología SuperVOOC, exclusiva de esta versión. También destacan las cámaras escamoteables o la gran pantalla Oled sin marcos.

Lamborghini Madrid. Único concesionario en España

Lamborghini Madrid es el único importador de la marca italiana en España desde octubre de 2013, y Carlos García Cano, su director general. Como importador, Lamborghini Madrid está obligado a tener venta y postventa en unas instalaciones situadas en Pozuelo de Alarcón que cuentan con nueve empleados y una superficie de aproximadamente 250 metros cuadrados. Lamborghini Madrid ha cuadruplicado las ventas en los últimos años aunque por normativa interna tienen prohibido comunicar cuántos coches venden al año. Lo que sí podemos averiguar es que las ventas de la marca en nuestro país son buenas, pero no lo suficiente como para abrir más concesionarios. Unas tiendas en las que hay que realizar una gran inversión ya que la imagen corporativa de marca obliga a decorarlas como si de una boutique de lujo se tratase.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
neckmarine