miércoles, 10 agosto 2022

Lamborghini Murciélago LP640-4 Roadster. El cambio es la clave

Fue en el año 2001 cuando el deportivo Lamborghini Diablo dejaba paso a su sucesor, este impresionante Lamborghini Murciélago, una criatura que mejoraba en todos los aspectos a su antecesor, del mismo modo que diez años más tarde, el Lamborghini Aventador, tiraba por tierra todas pretensiones de esta criatura de la firma de Sant'Agata Bolognese, que se convirtió en el primer Lamborghini de la historia en poder equipar como opción una transmisión automática. En realidad se trataba de un cambio manual pilotado con seis velocidades, que denominaban e-gear.

Esta opción fue bien acogida por sus clientes y es algo que se ha ido imponiendo en la firma italiana, pero también en todos los superdeportivos, porque a día de hoy prácticamente no existen este tipo de vehículos con cambio manual y si quieres uno debes apuntar al mercado de 'ocasión'.

A la venta en Seattle

Eso sucede con este llamativo Lamborghini Murciélago LP640-4 Roadster del año 2008 que aparece en James Edition y que se encuentra en el concesionario Cats Exotics de Seattle.

Esta criatura fue encargada en color Grigio Avlon Metallic y su interior está tapizado en cuero negro y gris. Pero es entre sus asientos donde se encuentra el detalle que lo hace especial, pues en todo Estados Unidos sólo entregaron cuatro unidades semejantes a esta, pues con esta combinación de colores no hay ninguna.

Es más, es única porque su propietario también lo encargó con una serie de extras que realzan su singularidad, como los refuerzos del motor en fibra de carbono (9.100 dólares ó 7.600 euros), el paquete interior en carbono (8.450 dólares ó 7.100 euros) o el sistema de navegación (3.250 dólares ó 2.740 euros).

Con un 6.5 V12 atmosférico

Como todos los Lamborghini Murciélago LP640-4 Roadster, este ejemplar apuesta por un motor 6.5 V12 atmosférico capaz de generar 640 CV de potencia, pues estas versiones fueron lanzadas en el año 2006, pues anteriormente se conformaban con un 6.2 V12 atmosférico con 580 CV de potencia. Este ejemplar también cuenta con el sistema de tracción a las cuatro ruedas y tan sólo ha rodado 13.631 millas, que vienen a ser apenas 21.900 kilómetros.

Si te quieres hacer con esta singular pieza vas a tener que desembolsar nada menos que 375.000 dólares, que al cambio son algo así como 316.000 euros, cantidad con la que casi te puedes comprar un Lamborghini Aventador a estrenar.