Lamborghini Diablo SE30. Una joya que sale a subasta
EL PRIMERO DE 150

Lamborghini Diablo SE30. Una joya que sale a subasta

En 1993 Lamborghini cumplía 30 años de vida y para celebrarlo lanzaron estos exclusivos Diablo SE30, de los que sólo fabricaron 150 unidades. Este es el primero de todos ellos y ahora puede ser tuyo.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

29 de Abril 2017 09:25

Comparte este artículo: 135 0

A día de hoy, la firma de Sant'Agata Bolognese cumple 54 años de historia, pero en el año 1993 celebraba su 30 aniversario. Para conmemorarlo, lanzaron estos exclusivos Lamborghini Diabo SE30, de los que tan sólo se fabricaron 150 unidades para todo el mundo. Este que tienes ante tus ojos es el primero de todos ellos y ahora puedes hacerte con él, porque los especialistas de RM Sotheby's lo sacarán a subasta en el Concorso d'Eleganza Villa d'Este.

Pasaba de 485 a 530 CV

Semejante criatura era una versión muy especial del Diablo, porque era más potente y ligera que el resto. Para comenzar su corazón 5.7 V12 estrenaba un nuevo sistema de combustión, un nuevo escape y también un sistema de admisión de magnesio. Gracias a todo ello, su potencia pasaba de 485 a 530 CV y se combinaba con una transmisión manual de 5 velocidades. Decir que más adelante, 1999, el Diablo estrenó un 6.0 V12. También contaba con un sistema de propulsión trasera y unas barras estabilizadoras, que son activas y se controlan desde el habitáculo.

En el exterior, los Lamborghini Diablo SE30 lucían unos nuevos detalles estéticos que posteriormente fueron incorporados a la gama. También contaban con unos apéndices aerodinámicos nuevos y para rebajar el peso, se instalaban unas exclusivas llantas de magnesio o nuevos componentes de carbono. Todos ellos estaban pintados en este color púrpura, pero si lo querías, Lamborghini te lo pintaba en el color que quisieras.

Más ligero que el resto

Siguiendo con el tema del peso, se instalaban unos asientos de fibra de carbono, del mismo modo que se eliminaba la dirección asistida, el aire acondicionado o el equipo de sonido. Las ventanillas laterales eran de plexiglás y se añadían unos arneses de seguridad. Eso sin olvidar los detalles estéticos que lo hacían verdaderamente especial.

Este ejemplar, que tan sólo tiene 35.000 kilómetros, fue entregado en 1993 a su primer propietario en Milán. Posteriormente lo adquirió otro italiano, mientras que su tercer propietario fue un británico, el cual se deshace ahora de esta máquina tan especial y que seguro te gustaría tener en tu garaje.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados