Kia Picanto 2017. Mucho más
LLEGARÁ EN MAYO

Kia Picanto 2017. Mucho más

El nuevo utilitario coreano se actualiza totalmente. Estrena plataforma, optimiza el chasis y sus motores hasta con 100 caballos de potencia, es más habitable y se rodea de un mayor equipamiento. Motor 16 tuvo ocasión de conocer todos sus secretos antes de su estreno oficial en el próximo Salón de Ginebra.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

16 de Febrero 2017 14:40

Comparte este artículo: 36 0

Siempre que acudimos a la presentación de un nuevo modelo sentimos algo especial. El estreno oficial del nuevo Kia Picanto se producirá en unas semanas en el Salón de Ginebra, pero hemos tenidos ocasión de conocerlo antes en la sede central que la marca coreana tiene en Francfort. Y convence.

Cuando decimos nuevo Picanto queremos decir precisamente eso, nuevo. No se trata de una simple puesta a la día. Es cierto que los cambios estéticos exteriores no han sido radicales, pero si 'raspamos' por encima comprobamos que el interior, la plataforma y el chasis son nuevos, así como parte de sus motores.

Exteriormente sus líneas son más enérgicas, destacando la nueva parrilla frontal y unos grupos ópticos más angulosos que presumen ahora de luces día e intermitencia con tecnología led. Lo más llamativo es el acabado GT-Line, que también se incorpora al vehículo de acceso de la marca, otorgándole una imagen más deportiva gracias a un frontal más agresivo, a los estribos laterales, a una zaga con un nuevo paragolpes o a la doble salida de escape cromada.

No hay cambios en su longitud (3,595 metros) o anchura (1,595), pero al nacer desde una nueva plataforma sí que provoca cambios en la distancia entre ejes. En este sentido la batalla se incrementa 15 milímetros (hasta los 2,40 metros), se recorta el voladizo delantero 25 milímetros, mientras que se ganan 10 en el trasero. Esto último y la 'magia' de los ingenieros han provocado una ganancia de 55 litros en la capacidad del maletero, que ahora cubica 255 litros. Por su parte, sólo habrá carrocería con cinco puertas, ante la escasa demanda que presentaba la de tres.

Seguimos con las novedades. El chasis incorpora barras estabilizadoras más rígidas, se ha modificado el diseño del eje torsional trasero, que además es más ligero, el mapa de la dirección es hasta un 13 por ciento más rápido con respecto al modelo anterior (también resulta más directa) e incorpora un sistema de vectorización del par en frenada, algo inusual en este segmento. Las unidades presentadas contemplaban frenos de disco en las cuatro ruedas, si bien las que lleguen a España parece que optarán por tambores en las ruedas traseras (no está todavía cerrado el equipamiento). 

Nuevo motor 1.0 T-GDI turbo de 100 CV

Si abrimos el capó tenemos tres opciones mecánicas a elegir, todas de gasolina. Mantiene los conocidos 1.0 y 1.2 atmosféricos con 67 y 84 caballos de potencia, respectivamente, e incorpora un nuevo 1.0 turboalimentado de 100 CV que también ha incorporado el nuevo Kia Rio. El más modesto, de naturaleza tricilíndrica, monta un nuevo colector de escape y bomba de aceite, mientras que en el 1.2 se ha mejorado la eficiencia de su sistema de distribución variable contínua CVVT.

Eso sí, la guinda es el nuevo tricilíndrico 1.0 T-GDI de 100 caballos, potencia que le permite situarse entre los 'gallitos' del segmento en cuanto a prestaciones y rendimiento se refiere. Sabemos que alcanza una velocidad máxima de 180 km/h y será capaz de pasar de 0 a 100 km/h en 10,1 segundos, aunque todavía no se han anunciado datos de consumo. Esta versión presume de unos reglajes más deportivos en la suspensión y llegará algo más tarde al mercado, ya para el mes de septiembre. Como el resto de la gama se asocia a un cambio manual de cinco relaciones (con desarrollos más cortos) y sólo la variante 1.2 contempla en opción una transmisión automática con convertidor de par de cuatro velocidades.

Asimismo, el interior ha sido totalmente renovado. El salpicadero goza de un diseño más horizontal, e incorpora un nuevo cuadro de mandos y una llamativa pantalla táctil flotante que contempla muchas de las nuevas funciones que el Picanto estrena en materia de conectividad y oferta multimedia. Además, como la base del mencionado salpicadero se ha elevado ligeramente, esto repercute en un mayor espacio para las piernas en las plazas delanteras. Entre ellas, en la consola central, hay ahora un reposabrazos que se regula longitudinalmente, elemento nada común en el segmento utilitario.

El maletero gana 55 litros

La habitabilidad se ha mejorado también en las tres plazas traseras. La distancia al techo es más holgada y el respaldo (dividido en dos secciones 60/40) cuenta con una mayor inclinación para que la postura al sentarnos sea más natural y confortable. El conjunto se remata con un maletero que, como ya hemos señalado, aumenta considerablemente hasta los 255 litros. No habrá rueda de repuesto, que cede su protagonismo al cada vez más inevitable kit reparapinchazos. Los responsables del proyecto nos aseguraron que el habitáculo está mejor aislado gracias al trabajo realizado en materia de insonorización y vibraciones.

El nuevo Kia Picanto se presentará a comienzos de marzo en el Salón de Ginebra y llegará al mercado español en mayo. Antes ya habremos tenido ocasión de conducirlo para contaros las primeras sensaciones dinámicas, además de conocer el equipamiento definitivo, que contempla nuevos elementos, como una frenada de emergencia autónoma que evitará muchas colisiones por alcance en ciudad. 

Habrá que estar atentos porque seguiremos informando en cuanto sepamos los precios y cómo queda estructurada la gama en cuanto a acabados y equipamientos se refiere.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon