Jeep Compass. Ahora más y mejor
Jeep Compass

Jeep Compass. Ahora más y mejor

El nuevo Jeep Compass cuenta con una larga lista de argumentos para enfrentarse a los SUV más importantes; entre ellos, la experiencia única de Jeep en la fabricación de este tipo de vehículos.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

1 de Enero 2019 12:00

Comparte este artículo: 0 2

El nuevo Jeep Compass ha cambiado radicalmenete, desde la estética hasta los motores, pasando por un mayor despliegue de sistemas de seguridad, más posibilidades de conectividad o su facilidad para salir fuera del asfalto, en el caso de las versiones 4x4. Incluso se ha cambiado el lugar de fabricación para las versiones europeas, que pasa de Estados Unidos a Brasil. Como producto global que es, se vende en más de 100 países, y también se fabricará en India, México e, incluso, China. Con todo, la calidad del coche ha mejorado mucho respecto al modelo actual, ya que ofrece material blando en salpicadero y puertas, y los ajustes son claramente mejores, aunque todavía encontramos algunos detalles algo feos, como la espuma que sobresale alrededor de la palanca que regula el volante.

La segunda generación del Compass recurre a la plataforma del Jeep Renegade y del Fiat Toro, aunque es 15,5 centímetros más largo que el primero y ofrece 6 más de distancia entre ejes. Por tanto, mejora el espacio interior y el maletero aumenta hasta los 438 litros, 110 más que ahora. Con 4,40 metros de largo, el nuevo Compass mide algo menos que el anterior pero transmite más solidez. En realidad, el nuevo Compass es un pequeño Grand Cherokee, de talla y precio más asequibles.

Nueva gama de motores

También cambian los motores; y mucho. Porque el Compass comenzó llevando mecánicas Volkswagen y los últimos 2.2 CRD de 136 y 163 caballos eran de origen Mercedes. Lógicamente, ahora adopta motores Fiat, como el 1.4 Turbo Multiair de gasolina con 140 y 170 CV o, en diésel, el 1.6 Multijet de 120 CV y los 2.0 Multijet de 140 y 170 CV, asociados a cambios manuales de 6 velocidades o automáticos de 9; este último, de serie en los más potentes y opcional en el 2.0 de 140 CV. En general, los diésel son ruidosos, sobre todo en frío, y nos ha gustado más el 2.0 Multijet de 140 CV con cambio manual que el de 170 con caja automática de 9 marchas, que resulta algo lento y un poco ?antipático? en ciudad al no mostrar una progresión equivalente a la presión sobre el acelerador.

Habrá tres tipos de tracción: delantera, tracción total con Jeep Active Drive o tracción total con Jeep Active Drive Low. Esta última solo se puede asociar al cambio automático y a la versión Trailhawk, que es el Compass mejor preparado para salir del asfalto. Los Compass 4x4 también cuentan con eje trasero con desconexión, con el ojetivo de reducir el consumo cuando no hace falta la tracción a las cuatro ruedas.

El Compass está disponible en España desde 25.800 euros.

Jeep Compass TrailhawkJeep Compass Trailhawk

Jeep Compass Trailhawk. Un todoterreno con aspecto de todocamino

En este caso va provisto del sistema Select Terrain con cinco modos de uso -añade el programa Rock respecto al resto de los Compass 4x4-, una altura al suelo de 22,9 centímetros con una capacidad de vadeo de 48 centímetros, placas protectoras en los bajos, paragolpes específicos para ganar ángulo de ataque y salida, neumáticos todoterreno, control de descenso y una especie de reductora que permite acometer obstáculos a baja velocidad.

Es una reductora simulada, pues se recurre a una primera más larga en el cambio automático y a un programa que retrasa la inserción de la segunda. En campo, el Compass Trailhawk puede con casi todo y se convierte en un SUV que roza el segmento todoterreno haciendo honor al nombre y a la historia de Jeep.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16