martes, 6 diciembre 2022

Jeep Cherokee 2.2 Multijet II. Se pone serio

Jeep articulaba hasta ahora la oferta diésel del Cherokee en torno a los motores 2.0 de 140 y 170 CV, pero acaba de ampliar la gama hacia arriba con el 2.2 Multijet II, del que hay dos variantes: 185 CV, que vincula al acabado Longitude -43.100 euros que se quedan en 35.130 financiando a través de FCA Capital e incluyendo todos los descuentos posibles-, y 200 CV, ligado al nivel Limited -49.300 euros, y 39.240 aplicando rebajas-. Y siempre con el cambio automático de nueve marchas, que nos sigue pareciendo algo lento pero es suave.

En cuanto a la tracción, el sistema 'basico' con el nuevo 2.2 es el Jeep Active Drive I, que reparte el par entre los ejes de forma inteligente, pero con el Cherokee de 200 CV podemos pedir el sistema Jeep Active Drive II, con un reparto de tracción más sofisticado y reductora. La diferencia de precio, 3.988 euros, es alta porque el ligero aumento del consumo medio -0,4 litros- que apareja el Jeep Active Drive II respecto al I mete a esta versión en un tramo superior del impuesto de matriculación.

Consume menos

Pero hay que resaltar del nuevo 2.2 Multijet II que, pese al notable aumento de potencia -15 ó 30 CV más, según la variante elegida- y par máximo -un 25 por ciento extra, muy evidente al volante en forma de agrado y agilidad- frente al anterior 2.0 de 170 CV, el gasto baja de 5,8 a 5,7 l/100 km.

El nuevo Multijet II no sólo tiene más cilindrada, sino que estrena un tratamiento de gases de escape optimizado gracias al nuevo filtro de partículas DPF con catalizador NSC para óxidos nitrosos que le ayuda a cumplir Euro 6. La culata y el doble árbol de levas también son específicos, la inyección por rail común alcanza los 2.000 bares, pistones, bielas y cigüeñal son más ligeros, y estrena un turbo de geometría variable integrado en el colector de escape. Y para mejorar las aptitudes 'off road', la admisión del motor se protege mejor del agua, lo que permite vadear hasta 48 centímetros de agua.