Jaguar XE. La berlina más esperada
DESDE 37.000 EUROS

Jaguar XE. La berlina más esperada

Hoy ha sido desvelado el nuevo Jaguar XE, un sedán de cuatro puertas que llega para plantar cara a modelos como el A4, Serie 3 o Clase C. Argumentos no le faltan pues este felino sedán, derrocha tecnología.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

9 de Septiembre 2014 13:43

Comparte este artículo: 0 0

En realidad ha sido hoy, 9 de septiembre, cuando Jaguar ha presentado de manera oficial su XE. Sin embargo hemos de admitir que nosotros ya lo conocíamos desde hace justo una semana. El pasado 2 de septiembre visitábamos la nueva planta de Solihull, de donde saldrán todos los Jaguar XE (planta donde también se fabrican los Range Rover y Range Rover Sport y donde se fabricará en un futuro el Discovery Sport. Ello hace que se convierta en la primera factoría especializada en aluminio de Europa). Allí pudimos ver en vivo este nuevo Jaguar XE y sentarnos en él, pero teníamos terminantemente prohibido decir una palabra sobre este nuevo Jaguar hasta el día de hoy. Eso sí, ahora nos vamos a desquitar y te desvelamos todo lo que esconde la nueva berlina inglesa.

El año 2008 marcó un punto y aparte en Jaguar y Land Rover, pues el Grupo Tata adquiría ambas marcas. Ford fue quien se las vendió.

Seis años después de aquel momento, Tata ha recuperado ámpliamente su inversión, y ha vuelto a posicionar a Jaguar y Land Rover en los niveles que todos recordábamos, rivalizando con marcas de renombre.

Sucesor del Jaguar X-Type

Ya en 2009, Jaguar comenzaba a desarrollar una nueva berlina de tamaño medio, destinada a plantar cara a los pesos pesados del segmento (Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes Clase C), pero también a nuevos integrantes, como el Infiniti Q50 o berlinas más distinguidas como Lexus IS. Con este nuevo Jaguar XE, la firma inglesa regresa a un segmento de el que desapareció precisamente en el año 2009, momento en el que dejó de comercializarse el Jaguar X-Type, otro sedán de 4,67 metros de largo que tomaba la base del Ford Mondeo de la época.

La imagen del nuevo XE impone gracias a elementos estéticos heredados del deportivo Jaguar F-Type, y el acabado S (el que se puede ver en las imágenes) rezuma deportividad gracias a sus llantas de 20 pulgadas (las de los Jaguar XE convencionales arrancan en las 17 pulgadas), a sus paragolpes agresivos, a la doble salida de escape y los detalles en negro brillante. Jaguar se ha reservado su longitud, pero acaricia los 4,7 metros, más o menos, la media en su segmento, mientras que 1.200 simulaciones virtuales sirven para crear el Jaguar más aerodinámico de la historia, con un Cx de 0,26 (un Mercedes Clase C tiene un Cx de 0,28).

Interior espacioso, ergonómico y refinado

Delante hay dos cómodos asientos, y frente a nosotros el volante y los relojes del F-Type. Se busca la ergonomía, a la vez que aparecen huecos portaobjetos, botón de arranque, freno de estacionamiento eléctrico, y las versiones automáticas contarán con el selector giratorio típico en Jaguar y Land Rover. En caso de contar con este cambio, el modo secuencial se ha de ejecutar exclusivamente por medio de sus levas en el volante.

Detrás, el diseño sacrifica el acceso, con una puerta que es pequeña a la altura de los pies. Dentro se nota que se han esculpido dos asientos, y un tercer ocupante irá justo debido al voluminoso túnel de transmisión y las salidas de ventilación. La banqueta es larga y hay suficiente espacio para las piernas, pero si medimos 1,80 ya rozamos con la cabeza en el techo.Su maletero tiene 455 litros (un mercedes Clase C tiene 480 litros). Opcionales serán la tapa eléctrica y el respaldo dividido en tres partes 40:20:40, mientras que la batería va en el hueco de la rueda de repuesto. Seguro que más adelante Jaguar lanza un XE con carrocería familiar, algo similar a lo que también sucedió tiempo atrás con su hermano mayor, el XF (del desaparecido X-Type también hubo una carrocería familiar).

Técnicamente hablando, el nuevo Jaguar XE se convierte en un referente, pues para comenzar, estrena una plataforma modular de aluminio que en el futuro llevarán otras berlinas de Jaguar. Es por ello que su producción pasa a Solihull, planta donde se fabrican los Range Rover y Range Rover Sport. Así, se convierte en el primer Jaguar de la historia en fabricarse en dicha factoría.

Carrocería de aluminio para ser más ligero

Su carrocería mezcla este ligero material con el acero en una proporción 75/25% (de acero son las puertas y la tapa de maletero para un reparto de pesos 50:50). Así, el peso de la carrocería es de 342 kilos, mientras que el XE más ligero arranca en 1.474 kilos. En la fabricación de dicha carrocería se emplean 2.722 remaches y nada menos que 115 metros de pegamento, pues su carrocería no se suelda, sino que se pega, de manera que también se ahorra energía en su fabricación.

Jaguar utiliza en este XE aluminio RC 5754, que se obtiene de material reciclado, y también aluminio de la serie 6000, con un espesor de 1,1 milímetros en vez de 1,5, pero manteniendo la rigidez.

El chasis de aluminio se combina con suspensiones independientes en ambos ejes, que también están fabricadas en este ligero material (se ofrecerá una suspensión opcional adaptativa, desarrollada por Bilstein), y también estrena la primera dirección asistida eléctrica en la marca, capaz de variar su dureza dependiendo del modo seleccionado en el JaguarDriveControl (tendrá programas ECO, Normal, Sport e Invierno). Ahorra un 3% de combustible respecto a una dirección hidráulica y gracias a ella puede equipar por ejemplo el aparcamiento asistido.

Nuevo sistema All Surface Progress Control

Todo ello, combinado con la propulsión posterior (es probable que lleguen versiones con tracción integral), le permitirá al Jaguar XE, ofrecer una dinámica sensacional por deportiva, pero también cómoda y segura, ya que estrena entre otros el All Surface Progress Control, un sistema que optimiza la tracción sobre firme deslizante, entre 3,6 y 30 km/h. Desarrollado por Land Rover, funciona como un control de descensos, pero en aceleración.

Nuevos motores Ingenium

Los propulsores, fabricados en Inglaterra, cumplen la norma Euro6 de emisiones. Su gama completa se conocerá más adelante (concretamente en el Salón de París), pero nuevos son los propulsores Ingenium, que arrancan con un 2.0 diésel de 163 CV y 38,8 mkg de par máximo, aunque habrá otra variante de mayor potencia. Anuncia un consumo medio de sólo 3,8 l/100 km y unas emisiones de 99 g/km de CO2. Se combina con un nuevo cambio manual de 6 marchas del fabricante ZF, por lo que cinco años después volverá a haber un Jaguar manual. Ofrecerá también la posibilidad de ser equipado con el cambio automático ZF de 8 marchas. Se opta por éste y no por el de 9 de los Evoque, por la posición longitudinal de sus propulsores, y no transversal. En lo que a gasolina se refiere, llegarán motores sobrealimentados de cuatro cilindros, pero el único que se conoce por ahora es el 3.0 V6 S/C, un propulsor que utiliza el F-Type y que cuenta con compresor para ofrecer una potencia de 340 CV. Se combina exclusivamente con el cambio automático de 8 relaciones y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h, y acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 5,2 segundos. Este propulsor sólo se combina con el deportivo acabado S, pero este XE seguro que suma una versión R con un propulsor aún más potente (podría ser el 3.0 V6 S/C de 380 CV) o un impresionante SVR con un V8.

Todos los Jaguar XE cuentan con stop-start y regeneración de energía en frenada.

Seguridad y tecnología

La seguridad ha sido vital en el desarrollo del Jaguar XE, y entre otros estrena capó activo y airbag en caso de atropello. Pero también suma cámaras estereoscópicas a modo de 'ojo' para controlar la frenada de emergencia, el reconocimiento de señales de tráfico, el aviso de cambio involuntario de carril... Pero también podrá equipar control de crucero activo con función stop&go para atascos, sensores de ángulo muerto, aviso de aproximación de vehículos... Es decir, todo lo necesario para conseguir cinco estrellas EuroNCAP. Tampoco faltará una pantalla táctil de 8 pulgadas desde la que controlar las aplicaciones de nuestro smartphone, el control por voz o la posibilidad de crear un punto WiFi. El conductor podrá visualizar todos los datos en un nuevo Head Up Display con tecnología láser, más visible y un 30% más ligero que los actuales. El sistema InControl Remote permitirá al propietario controlar a distancia la apertura de las puertas, el encendido del motor, la climatización previa del habitáculo... 

En definitiva, la conexión total con nuestro XE, una berlina que podemos reservar a partir de octubre desde 37.000 euros, y que tendremos entre nosostros en junio para atemorizar a los 'reyes' del segmento.

Artículos recomendados

Sigue Motor16