jueves, 9 febrero 2023

Inkas Armored estira y blinda este imponente Mercedes-AMG G63

El especialista canadiense Inkas Armored vuelve a hacer de las suyas desarrollando este sensacional Mercedes-AMG G63. Y aunque llama la atención a simple vista, lo cierto es que no debería sorprendernos lo más mínimo porque ten en cuenta que Inkas ya ofrece versiones acorazadas del todopoderoso todoterreno de Affalterbach, además de que en su día ya convirtió unidades de la anterior generación en auténticas limusinas blindadas hasta el techo.

Pero ahora lo ha vuelto a hacer con la última generación del G63 y para comenzar te diré que su carrocería ha sido debidamente estirada desde los 4,87 metros originales hasta unos sorprendentes 6,19 metros en este VIP Limo. Eso son nada menos que 132 centímetros adicionales, mientras que su distancia entre ejes ha pasado a ser de 4.374 milímetros, por lo que entre sus ruedas cabe casi un Mercedes-Benz Clase A, que mide 4,42 metros de largo.

Un interior personalizado al milímetro

Esto se traduce en un amplio espacio interior, que se puede personalizar al gusto del cliente. Si bien, esta unidad solo contempla cuatro asientos, dos delante y dos detrás.

Precisamente este G63 estirado está pensado para ser disfrutado desde las dos butacas posteriores, que se benefician de todos los lujos que puedas llegar a imaginar. Tanto es así que la división con la zona delantera ha sido diseñada para permitir colocar un enorme televisor 4K, que sube y baja para dejar ese espacio abierto.

Inkas aprovecha la ocasión para colocar un avanzado sistema de sonido que además cuenta con la integración de Apple TV, nevera, iluminación ambiental o un avanzado sistema que purifica el aire que entra en el habitáculo para que este permanezca en todo momento libre de agentes contaminantes y bacterias.

Esos dos sublimes asientos traseros están vestidos con cuero de primera calidad y tejido alcántara, además de que ofrecen infinidad de reglajes eléctricos, masaje, calefacción, ventilación, mandos para controlar absolutamente todo

Dado que la seguridad de sus ocupantes era un apartado vital para Inkas, este G63 carece de techo solar, pero han desarrollado un sistema de iluminación para el techo que simula la luz natural.

Con nivel de protección BR7

Pero para seguridad la que da saber que bajo toda esa chapa hay acero de seguridad, así como materiales de última tecnología que le permiten ofrecer un nivel de protección BR7, por lo que soporta ataques con munición 7,62 milímetros, además de aguantar la detonación de dos granadas de mano a la vez en sus bajos.

Lógico sería pensar que esta criatura pese prácticamente el doble que el vehículo original, que ten en cuenta que se va hasta las 2,4 toneladas según sale de Affalterbach. Para ofrecer una conducción suave, Inkas también ha trabajado en la suspensión neumática de este todoterreno, además de que se han instalado unos neumáticos especiales para poder conducir a toda velocidad incluso con ellos pinchados. Y para rematar la jugada que sepas que hay luces de emergencia exteriores, además de protección extra para los elementos vitales del vehículo para que nada lo detenga.

Y entre ellos se encuentra el todopoderoso 4.0 V8 Biturbo con 585 CV de potencia, que moverá con cierta soltura a esta verdadero tanque que no será nada barato. Y aunque su precio no ha sido desvelado, los de la generación anterior se vendían por más de un millón de euros la unidad.