Infiniti Q50L. Más espacio detrás
EL PRIMER INFINITI QUE SALE DE CHINA

Infiniti Q50L. Más espacio detrás

Inifiniti presentará en el Salón de Chengdu, que se celebra a finales de este mes de agosto, la versión de batalla alargada de su Q50L. Es 48 milímetros más largo y se fabrica precisamente en China.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

20 de Agosto 2014 09:38

Comparte este artículo: 0 0

Las berlinas de una marca de representación, con cuatro puertas y una mayor distancia entre ejes, son vehículos que presentan una gran demanda en el mercado chino. Por cierto no han de ser vehículos que superen los cinco metros de largo, sino de menor tamaño.

Estar marcas lo saben y por ello Audi comercializa en China vehículos como el A4 L y el A6 L, pero BMW hace lo mismo con los Serie 3 y Serie 5 por poner varios ejemplos. Son modelos que no se venden en Europa, mercado donde si se venden los Audi A8 L y BMW Serie 7 L.

Segundo modelo de batalla extendida

Otra marca que se acaba de sumar al carro de los modelos de batalla extendida en el mercado chino es Infiniti quien ya presentó el Q70L, que gana 15 centímetros para llegar a los 5,10 metros de largo. Sin embargo la última novedad de la marca de lujo de Nissan es el Q50L, una versión que precisamente es fabricada en China (la primera vez que un Infiniti se ensambla en este país) y que será presentada a finales de este mes de agosto en el Salón de Chengdu.

Este sedán de 4,79 metros de largo y con 2.850 milímetros de distancia entre ejes, ve como esta última cota gana 48 milímetros (no es una distancia como para tirar cohetes si lo comparamos con los 150 que gana el Q70L) para estirarse hasta los 4,84 metros y tener una batalla de 2.898 milímetros, con la que ganar espacio para las piernas de los ocupantes traseros, quienes serán los que saldrán más favorecidos con este Infiniti Q50L, pues tanto delante, como en su maletero no habrá cambios respecto al resto que Infinti Q50.

El Q50L estará asociado de manera exclusiva al propulsor 2.0t, un bloque de cuatro cilindros y con sobrealimentación que es de origen Mercedes Benz (al igual que el 2.2d que utiliza también el Q50). Genera una potencia de 211 CV y un par máximo de 320 Nm, que se transmiten a las ruedas traseras por medio de una caja de cambios automática de 7 velocidades.

Artículos recomendados

Sigue Motor16