Icon Mercury Coupé. Lo han convertido en un eléctrico puro
SALÓN DE GINEBRA

Icon Mercury Coupé. Lo han convertido en un eléctrico puro

El especialista americano Icon estará presente en Ginebra, donde va a mostrar este Mercury Coupé del año 1949, el cual esconde una mecánica eléctrica.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

28 de Febrero 2020 18:00

Comparte este artículo: 83 3

Hay quienes apuntan a que el futuro de los vehículos clásicos es su conversión a eléctricos puros. El especialista americano Icon ya ha comenzado a dar esos pasos con este impresionante Mercury Coupé del año 1949, el cual será mostrado en el próximo Salón de Ginebra. Si bien no es una criatura nueva, porque ya se conoce desde que debutara en el SEMA de Las Vegas hace un par de años.

Sobre la base de este icónico vehículo, los chicos de Icon decidieron desprenderse de su mecánica V8 original, la cual deja paso a dos motores eléctricos que son capaces de proporcionar 400 CV de potencia y 640 Nm de par motor. Gracias a semejantes cifras, este clásico presume de acariciar los 200 km/h de velocidad punta, lo que no está nada mal.

Hasta 322 kilómetros de autonomía

Ambos motores se alimentan de una batería proveniente de un Tesla Model S P85, que precisamente tiene 85 kWh de capacidad. Tiene un sistema de recarga que permite tenerla a tope en apenas 90 minutos. Gracias a ella, este Mercury Coupé es capaz de recorrer hasta 200 millas (322 kilómetros) con una carga.

Además de instalar esta mecánica, Icon decidió restaurarlo por completo... aunque su desgastada imagen exterior parezca no decir lo mismo. Es por ello que el vehículo fue desmontado por completo para reforzar su chasis con ayuda de los especialistas de Art Morrison Enterprises. También se instalaron suspensiones independientes en ambos ejes, un equipo de frenos de mayores dimensiones que el original... Pero también se ha instalado nuevos materiales aislantes y devuelto a la vida su interior, donde hay una sorprendente pantalla digital que nos informa del estado del vehículo y que simula clásicos relojes analógicos.

En cuanto al motor que hay bajo su capó, se trata de una construcción de aluminio personalizada, la cual recuerda al V8 original, pero que se utiliza para colocar los controladores de la batería y algunos módulos electrónicos del vehículo.

Salón de Ginebra

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon