i-Cockpit del Peugeot 3008. Un mundo de posibilidades
SEGUNDA GENERACIÓN

i-Cockpit del Peugeot 3008. Un mundo de posibilidades

La nueva generación del i-Cockpit de Peugeot se estrena en el 3008 y multiplica sus posibilidades de personalización y mejora la facilidad de manejo.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

24 de Mayo 2016 23:25

Comparte este artículo: 41 0

Peugeot sorprendió con la primera generación del i-Cockpit, el cuadro de instrumentos que llamaba la atención, en primer lugar por su disposición -situado por encima del volante- que permitía ver toda la información sin que dicho volante nos interrumpiera la visión. Pero además, este sistema ofrecía, grandes posibilidades de ordenar y mostra la información del coche al estilo de cada conductor.

Ahora, con la presentación del 3008, Peugeot le da una vuelta al concepto del i-Cockpit para hacerlo más configurable y al mismo tiempo más fácil de manejar. Hemos podido tocarlo y probarlo en la presentación mundial del 3008, en París y en una primera comprobación, nos ha sorprendido su facilidad de uso y sus múltiples posibilidades de configuración.

Un cuadro configurable al máximo

La pantalla TFT de 12,3 pulgadas puede variar su vista con solo girar una ruedecilla situada en la parte izquierda del volante. Esto nos llevara a seleccionar en la parte derecha del cuadro la configuración que nos parezca más adecuada: por ejemplo en navegación toda la pantalla muestra el mapa, aunque a ambos lados se mantienen dos relojes cuyo diseño y también la información que ofrecen se puede configurar. 

En el modo minimalista, ideal para conduccion nocturna desaparece del cuadro todos los relojes y tan solo queda el dato de la velocidad, de modo que nada nos pueda distraer de la carretera. Y en el modo conducción, por ejemplo, en el centro de la pantalla podemos ver la imagen del coche que nos precede y la distancia que mantenemos respecto a él.

Estas teclas permiten acceder a cada uno de los menús que luego se manejan en la pantalla central.Estas teclas permiten acceder a cada uno de los menús que luego se manejan en la pantalla central.

Así, se nos ofrece un universo de posibiliades, porque, como ya he comentado, los relojes de los laterales pueden mostrar lo que queramos: navegador, cuentarrevoluciones, datos del navegador, velocímetro, fuerza G, equipo de sonido... Y todo ello se cambia de una manera muy sencilla en la pantalla central de 8 pulgadas que se convierte en el 'centro de control' de este nuevo 3008.

Pantalla central más intuitiva

Esa nueva pantalla también ofrece un manejo más intuitivo que en la anterior generación. Por ejemplo, siempre habíamos criticado que para cualquier acción hubiera que tocar la pantalla. Ahora, se puede acceder a los diferentes menús también a través de unas teclas -de atractivo diseño-  situadas bajo esta pantallla central. Ahí tenemos el menú sonido, climatización, teléfono, ajustes del coche... 

Y en la pantalla, estemos en el menú que estemos, solo necesitamos tocar con tres dedos a la vez para saltar al menú principal. Un avance respecto al anterior i-Cockpit en el que era necesario tocar el símbolo 'casa' para volver al menú de inicio. Un gran salto adelante el que ofrece este dispositivo que será equipamiento de serie en toda la gama del Peugeot 3008, que llega al mercado en octubre. 

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Sigue Motor16
Salon