Hyundai Veloster. Deportivo asimétrico
SALÓN DE DETROIT 2018

Hyundai Veloster. Deportivo asimétrico

El nuevo Veloster de Hyundai se renueva a conciencia de arriba abajo presumiendo de variante N de altas prestaciones y manteniendo su particular carrocería con dos puertas por un lado y sólo la del conductor por el otro.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

16 de Enero 2018 20:18

Comparte este artículo: 36 0

Sorpresa causó en su día el Hyundai Veloster, al presentar una curiosa carrocería con tres puertas. Nada raro hasta ahí... si no fuera porque una es para el conductor y las otras dos se situán en el lado contrario. Esa configuración asimétrica es la que marca la personalidad de este vehículo, que ahora se ha renovado por completo y que se ha presentado en sociedad en el Salón de Detroit.

El compacto coreano, que iniciará en marzo la producción y podría llegar a nuestro mercado en verano, apuesta por una nueva y generosa parrilla frontal, faros con tecnología led y una espectacular zaga que se remata con un difusor y una llamativa doble salida de escape central.

El interior mantiene las cuatro plazas y estrena un nuevo sistema de infoentretenimiento con pantalla flotante de 8 pulgadas que estrena nuevas aplicaciones en materia de conectividad. El conductor también disfrutará de detalles como un volante multifunción, un Head up display con información en color, o el asistente Drive Mode, que le permite optar por varios programas de conducción con sólo pulsar un mando en la consola central.

Bajo el capó la versión de acceso al Veloster presume de un propulsor de gasolina que eroga 147 caballos de potencia, aunque más atractiva y prestacional es la variante 1.6 Turbo, ya con 201 CV y una función overboost capaz de incrementar el par considerablemente en situaciones de máximo rendimiento. Las dos variantes incorporan un control vectorial del par, que actúa a través del control de estabilidad y los sensores de velocidad de las ruedas, frenando la interior en una curva para no perder motricidad. Y en ambos casos se puede elegir entre un cambio manual o automático. No se contemplan propulsores diésel.

Mejoras dinámicas de peso

La diferencia entre ambos reside en que la variante turboalimentada de 201 CV monta una dirección más directa y rápida en su funcionamiento, incorpora unas barras estabilizadoras más gruesas para sujetar de una manera más eficaz la carrocería en curva y presenta una suspensión trasera multibrazo más elaborada.

El nuevo Veloster también presume de una dotación tecnológica más rica y avanzada, con elementos como una frenada autónoma de emergencia, una alerta de cambio involuntario de carril, un detector de fatiga del conductor o unas luces de carretera inteligentes. Además presume de una cámara de visión trasera o un dispositivo de carga inalámbrica para el smartphone.

Recordar, asimismo, que el Veloster presumirá de una variante N de alto rendimiento que apuesta por el motor 2.0 turbo con 275 CV ya conocido en el i30 N. No se trata de mejorar sólo las prestaciones, que lo hace; también optimiza la dinámica al incorporar detalles como un diferencial de deslizamiento limitado, unos frenos más generosos y efectivos o unos neumáticos específicos para esta versión.

Artículos recomendados

Sigue Motor16