Hyundai Kona Eléctrico. Ya lo hemos probado
DESDE 38.500 EUROS

Hyundai Kona Eléctrico. Ya lo hemos probado

El compromiso de la marca coreana con los vehículos 'cero emisiones' es firme. Hemos conducido su última criatura en este sentido, un vehículo que se ofrece con dos niveles de potencia y una autonomía que alcanza hasta los 546 kilómetros.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

16 de Julio 2018 22:02

Comparte este artículo: 0 7

La eco-estrategia de Hyundai pasa por introducir en todo el mundo un total de 18 modelos respetuosos con el medio ambiente desde este momento y hasta 2025, superando el 60 por ciento de las ventas de sus modelos ECO en apenas tres años. Modelos como el Kona Eléctrico y el Nexo de pila de combustible son clave en este sentido y en Motor 16 hemos tenidos ocasión de probarlos en Noruega, curiosamente el país del petróleo y, a la vez, auténtico paraíso del los vehículos eléctricos.

El Kona Eléctrico es el primer B-SUV cero emisiones de la marca, versión que cierra el círculo de este exitoso modelo. Las diferencias con respecto al resto de la gama son evidentes porque nuestro protagonista borda el aspecto aerodinámico. La parrilla frontal está cerrada porque la refrigeración del motor ya no es una prioridad y también incorpora paragolpes y llantas específicos en su particular lucha contra el viento.

Algo más largo y más alto

Además es 15 milímetros más largo (4,18 metros) y 20 más alto (1,57) que un Kona 'térmico', manteniendo la cota de anchura (1,80) y la distancia entre ejes (2,60). Esto provoca que la habitabilidad y el maletero (332 litros) no se resientan.

Sin embargo, el interior sí que se presenta con un formato más avanzado. Totalmente digitalizado, llama la atención la consola central 'flotante' donde se ubica el sencillo cambio 'shift-by-wire'.

El Kona Eléctrico se comercializa con dos versiones, ambas con tracción delantera. La de acceso ofrece un motor con el equivalente a 136 caballos (100 KW) y una batería de polímeros de iones del litio con una capacidad de 39,2 KWh, que le otorga hasta 345 kilómetros de autonomía (312 con el nuevo ciclo WLTP que entra en vigor en septiembre).

Sin embargo, la mayoría de las ventas la protagonizará la variante con 204 CV de potencia (150 KW) y una batería que incrementa la capacidad hasta los 64 KWh. No sólo son mejores las prestaciones (7,6 segundos en el 0-100 km/h frente a 9,7 o 167 km/h frente a 155); la autonoía aumenta hasta los 546 kilómetros (482 en ciclo WLTP).

El tiempo de carga en la versión básica es de 6 horas y 10 minutos en una toma de de 7,2 KW, mientras que la versión más potente incrementa ese tiempo en 3 horas y 25 minutos. En ambos casos podemos recurrir a una carga rápida en una toma de 100 KW, que en 54 minutos cargará hasta el 80 por ciento de la batería.

Tuvimos ocasión de probar la variante de 64 Kwh, la más completa por prestaciones y autonomía. Suave y refinada en marcha, presenta tres modos de conducción, ECO, Confort y Sport. Con este último sacaremos los colores a la hora de acelerar a más de uno porque los 40,3 mkg de par máximo se ofrecen desde que pisamos el acelerador (el par es el mismo en las dos variantes).

Frenada regenerativa ajustable

En el modo ECO, y realizando una conducción eficiente, nos llamó la atención el consumo medio registrado: 13,5 KWh en el primer recorrido y 12,0 KWh en el segundo. Vital en este sentido es el práctico sistema de frenada regenerativa ajustable en cuatro niveles. Se controla con las levas del volante y en su máxima expresión evita que tengamos que frenar con el pie, aprovechando al máximo la energía.

No menos atractivo resulta el generoso y avanzado equipamiento que contempla este modelo. En seguridad, y bajo el paraguas SmartSense, ofrece un control de velocidad adaptativo con función Stop&Go, frenada de emergencia autónoma con reconocimiento de peatones, control del ángulo muerto, asistente de mantenimiento de carril, alertas de fatiga del conductor y de tráfico cruzado en la zaga, lector de señales de tráfico, luces de carretera inteligentes...

El materia de confort contempla elementos como los asientos delanteros calefactados y ventilados o un equipo de sonido premium firmado por Krell, mientras que en conectividad hace gala de sistemas como el Display Audio, que permite integrar las aplicaciones del smartphone en el vehículo, así como avanzados asistentes de navegación.

Además podemos elegir entre un amplio abanico de posibilidades de personalización, gracias a la combinación de siete colores de la carrocería con tres más del techo. Las versiones bicolor tienen un sobreprecio de 650 euros.

La gama del Kona Eléctrico llegará en septiembre, aunque ya se pueden hacer pedidos. El precio de la versión 39,2 KWh es de 38.500 euros y sólo se asocia al acabado Tecno. La variante de 64 KWh cuesta 41.500 euros (Tecno) o 44.300 euros (Style). Este último acabado también está disponible con la pintura bicolor por 44.950 euros. A esos precios hay que aplicarles un descuento promocional de 5.200 euros.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon