Hyundai i30 Turbo. De altas prestaciones
MOTOR 1.6 DE 186 CV

Hyundai i30 Turbo. De altas prestaciones

Hyundai muestra al público las cualidades de su nuevo i30 Turbo. Un coche que comparte la polivalencia de sus hermanos pero que puede ofrecer un alto rendimiento en circuito si se desea.

Jesús Martín

Jesús Martín Twitter

29 de Abril 2015 19:51

Comparte este artículo: 1 0

Hyundai renovó hace unos meses la gama del i30 para poder aguantar con solvencia el paso del tiempo. Es por ello que su imagen exterior se refrescó de forma muy sutil, con elementos como su nueva parrilla frontal, nuevos diseños para las llantas, así como nuevos colores para la carrocería. Pues no contenta con ello, a parte de los pequeños cambies estéticos que recibió el i30, Hyundai presentó una nueva variante; el i30 Turbo.

Imagen agrevisa y actual

Hyundai quiso acercar a su público un coche capaz de competir con sus rivales más radicales. Pero antes de empezar con el alma de la bestia, nos fijaremos en su exterior. Su aspecto externo presenta cambios estéticos para diferenciarlo de sus compañeros de gama. Las características exclusivas que presenta este Turbo resaltan el enfoque deportivo del vehículo.

Así, entre ellas, podemos destacar la nueva rejilla del radiador, los paragolpes delanteros y traseros con detalles en color rojo, un nuevo diseño de los faros LED, el tubo de escape de doble salida o las llantas de aleación en 18 pulgadas. Tampoco podemos dejar de lado los nuevos faros bi-xenon, que ofrecen una iluminación más intensa y una mayor claridad para mejorar la visibilidad nocturna, incorporando de serie la auto nivelación.

Equipamiento de alto nivel

En cuanto a equipamiento interior, destacan sus relojes (muy similares a los que tiene un Mercedes Clase A) junto a los asientos y palanca de cambios de diseño deportivo. Además de ello, la conectividad y las funciones del coche se ven mejoradas gracias a elementos como el control de crucero con función de limitación de la velocidad, un sistema de navegación con pantalla táctil de 7 pulgadas o un climatizador con regulación de dos zonas.

La radio no podía quedarse atrás, así que incorpora un completo sistema de sonido de seis altavoces con RDS/CD y MP3, con conexiones auxiliares por USB, Aux y iPod. El conjunto se completa con un techo solar panorámico para que la luz natural inunde el habitáculo.

La seguridad en un coche de éstas características no son cosas que se puedan olvidar. Así este modelo incluye funciones de seguridad activa tales como el Control Electrónico de la Estabilidad (ESC), la gestión de la estabilidad del vehículo (VSM), el Sitema de antibloqueo de frenos (ABS), el sistema de asistencia a la frenada (BAS), el control de asistencia al arranque en pendiente (HAC) y la señal de parada de emergencia (ESS) que activa el parpadeo de las luces de freno al detectar una frenada de emergencia.

En cuanto a su seguridad pasiva, el i30 Turbo y todos los nuevos i30 incluyen de serie en Europa seis airbags: delantero, lateral y de cortina, a lo que se puede añadir como opción un innovador airbag para las rodillas del conductor. Además cabe destacar que la nueva generación de i30 consiguó la máxima de 5 estrellas en las pruebas de impacto de Euro NCAP.

Motor potente pero no agresivo

El nuevo i30 Turbo está equipado con una avanzada versión del motor Gamma GDI de 1.6 litros que incorpora turbocompresor. Con una potencia de 186 CV a 5.500 rpm se ha conseguido no sólo un aumento notable del par a bajo régimen, sino una aceleración más lineal y un mejor funcionamiento del motor. Gracias a este planteamiento, el i30 Turbo consigue una aceleración de 0 a 100 Km/h en 8 segundos con una velocidad máxima de 219 Km/h.

El par que produce el i30 Turbo se eleva hasta los 265 Nm a partir de la franja que va desde las 1.500 a las 4.500 revoluciones. Toda esa potencia que consigue sacar el motor se transmite a las ruedas delanteras por medio de un cambio manual de seis velocidades. Para completar toda esta deportividad y ser realmente competente el i30 Turbo va equipado con una suspensión deportiva, nuevas llantas de 18 pulgadas y una dirección más directa que no pasa de los 2,78 vueltas. También incorpora, para poder frenar toda esa potencia, unos discos ventilados de 300 mm en el eje delantero y unos discos sólidos de 284 mm en el de atrás.

Como dato curioso, Hyundai ha explicado que para que la conducción sea deportiva y acorde con las carreteras europeas, el i30 Turbo ha sido desarrollado en el famoso trazado de Nürburgring.

Artículos recomendados

Sigue Motor16