Honda e. Un eléctrico especial
AL VOLANTE

Honda e. Un eléctrico especial

Tacto de kart, calidad notable, agilidad urbana sobresaliente, tecnología avanzada, conectividad total... Honda ha tardado en poner a punto un modelo cien por cien eléctrico, pero la espera ha merecido la pena. Por filosofía y exclusividad, el Honda e es el iPhone de los coches.

Redacción

11 de Abril 2020 21:00

Comparte este artículo: 13 8

El Honda e mide 3,89 metros de largo, pero el interior sorprende con espacio holgado para cuatro adultos. Lo compruebo accediendo a la parte trasera mientras al volante se encuentra un compañero que mide 182 centímetros. Con una talla en mi caso de 1,86 metros, me sitúo justo detrás de su asiento y las rodillas rozan un poco con el respaldo pero no adopto una posición forzada. Ni tengo que agachar la cabeza. Eso sí, al tener bajo mis pies las baterías el piso sube unos centímetros y tengo que doblar algo más las rodillas para acomodarme. El respaldo trasero se abate de una sola pieza, por lo que se pierde algo de flexibilidad de carga; sin embargo, dos maletas de cabina y dos mochilas caben sin hacer tetris. Son solo 171 litros, pero no debe preocupar en un modelo urbano cuya misión no es transportar maletas. El salpicadero minimalista no agobia nada ni da la impresión de 'avasallar' a los pasajeros. Y la calidad y presentación es de un auténtico urbanita con clase. El despliegue de pantallas, que suman seis de gran tamaño a lo ancho de todo el frontal, y sus posibilidades no tiene rival por su alta definición, facilidad de uso, ergonomía y exclusividad. Aunque conviene no dejarse llevar por la curiosidad en marcha.

El Honda e recurre a una batería de iones de litio de 35,5 kWh que permite cargas en numerosos equipos -ver cuadro-, con una autonomía de hasta 222 kilómetros (WLTP), una cifra inferior a la de la mayoría de sus rivales. La marca nipona insiste en aclarar que una batería mayor para lograr más autonomía habría disparado el precio, el peso y el consumo, y además está demostrado que la mayor parte de los usuarios no recorren más de 50/60 kilómetros diarios, por lo que con una carga se podría utilizar el coche tres días. Con esta batería situado bajo el piso, el centro de gravedad del Honda e se sitúa a solo 50 centímetros del suelo, a lo que hay que sumar una distribución ideal del peso 50:50. A esto hay que añadirle que el motor va situado en el tren trasero y la tracción es a las ruedas de ese eje. Esta combinación, inusual en un modelo de este tamaño, transforma al primer eléctrico de Honda en un fugaz callejero, a la vez que en un juguetón, divertido y eficaz GTI urbano que se mueve como un auténtico kart por su tacto deportivo en carreteras de curvas. Con más tamaño de neumático detrás -225/45 R17- que delante -205/45 R17-, una dirección activa variable más precisa de lo esperado y un par inmediato que sorprende sin asustar, el Honda e no se amilana en distancias cortas. El seductor urbanita eléctrico lleva suspensión McPherson en las cuatro ruedas con amortiguadores dotados de un índice de compresión bajo, y lo cierto es que su tacto nos recuerda al del Mini, con sus virtudes pero sin sus defectos. Corto recorrido de amortiguación y maneras de kart pero con el suficiente mullido como para no sacrificar el confort que se le va a exigir a este modelo en sus trayectos urbanos. Y eso que el coche pesa lo suyo. En concreto estamos hablando de 1.542 kilos, alrededor de 250 más que el peso de un modelo de su tamaño con motor térmico, y 200 kilos más que un BMW i3, uno de sus rivales más directos por exclusividad y planteamiento.

Pero la agilidad que demuestra el Honda e y su aceleración en la versión probada de 154 CV, con 8,3 segundos empleados en el 0 a 100 km/h, no dejan que ese sobrepreso fastidie la fiesta a nadie. En ambas versiones el conductor puede elegir entre dos opciones de modo de conducción. El 'Normal' proporciona una aceleración suave, mientras que en 'Sport' la respuesta es más viva, con un acelerador mucho más reactivo. El conductor del Honda e también puede activar un sistema de control de un solo pedal que le permitirá acelerar, reducir la velocidad y detener el automóvil únicamente mediante el pedal del acelerador, con una deceleración regulable desde unas levas en el volante. Pero una de las ventajas que más impactan del Honda e es su excepcional radio de giro. Y es que sus ruedas delanteras libres del trabajo de transmitir la potencia al suelo se permiten el lujo de girar 50 grados para firmar un radio de giro récord de 8,6 metros -9,8 un Seat Mii eléctrico-. Así que las maniobras de aparcamiento o de cambio de sentido en las situaciones más comprometidas o dificultosas son pan comido al volante de este urbanita movido por electricidad.

Soluciones de energía de Honda, sencillez y tecnología

La visión de Honda de un suministro energético sostenible incorpora una gama de productos y servicios que ofrecen soluciones completas.

Cargadores domésticos. Honda Power Charger

El punto de carga doméstico de Honda se conectará a los automóviles Honda dotados de conjuntos propulsores eléctricos y mantendrá a los propietarios conectados de forma remota a través de los servicios de sus smartphones. El sistema se compone de una unidad de carga de 7,4 kW que se puede montar en la pared o sobre una plataforma. Mediante una conexión de CA de tipo 2, los propietarios del Honda e podrán cargar el 100% de la capacidad de la batería en 4,1 horas con un suministro de 32 A.

Cargador bidireccional. Honda Power Manager

El prototipo Honda Power Manager avanza un sistema bidireccional que conecta los vehículos eléctricos a una red eléctrica inteligente. Esta tecnología permite la reserva y la distribución de electricidad entre los vehículos eléctricos y la red para, de forma inteligente, alcanzar un equilibrio entre la demanda y el suministro de energía, y obtener así un consumo más eficiente de las fuentes renovables. Con este sistema la energía almacenada en la batería del vehículo podrá proporcionar suministro eléctrico al hogar, o devolverlo/facturarlo a la red en los períodos de mayor demanda.

Cargadores urbanos. ubitricity

Esta tecnología permite la instalación de puntos de carga en postes del alumbrado, todo ello mediante un cable único que incorpora un dispositivo de medición móvil que permite vincular el coste de la carga a la tarifa del cliente para que no tenga que suscribirse a varios proveedores. Los puntos de carga instalados por ubitricity ya se están probando con éxito en Londres y Berlín, y se prevé instalar más en el futuro.

Tarifas flexibles a nivel mundial

Honda también colabora con Vattenfall para proporcionar la primera tarifa eléctrica flexible del mundo diseñada a medida para propietarios de vehículos eléctricos. Estas tarifas eléctricas, disponibles inicialmente en el Reino Unido y Alemania, cumplirán un papel clave en la implementación del sistema Power Manager de Honda. Estas tarifas -disponibles para propietarios de cualquier marca de vehículos eléctricos- también promueven el uso de la electricidad generada mediante fuentes renovables, lo que acerca a la visión de Honda de un suministro de energía sostenible en el futuro.

LOS COCHES DEL PLAN MOVES

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon