Honda CR-V 1.6 i-DTEC 120 CV, una pieza clave
LANZAMIENTO

Honda CR-V 1.6 i-DTEC 120 CV, una pieza clave

Honda lanza en el mes de noviembre su CR-V con el nuevo propulsor 1.6 i-DTEC de 120 CV, que fue estrenado en el Civic a principios de año. La gama CR-V crece de una forma lógica buscando ampliar sus horizontes.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

30 de Diciembre 2013 20:00

Comparte este artículo: 0 0

En enero asistí a la presentación del Honda Civic 1.6 i-DTEC, que estrenó un motor de nuevo desarrollo dentro de su programa 'Earth Dreams Technology'. En marzo lo pude probar a fondo, y el resultado fue inmejorable, además de que aumentaba la hasta entonces limitada oferta diésel del Civic.

Honda aseguró que ese propulsor llegaría a más modelos y el segundo en equiparlo ha sido el CR-V, que al igual que el Civic, sólo estaba disponible con una opción diésel; el 2.2 i-DTEC de 150 CV, que a su vez únicamente se ofrece con tracción total -también hay un 2.0 i-VTEC de gasolina y 155 CV-.

Así, Honda juega nuevas bazas, sobre todo en un 54% del mercado que se le escapaba, pues precisamente esa cifra es el porcentaje de SUV compactos con motor diésel y tracción delantera que se matriculan.

Características del Honda CR-V 1.6 i-DTEC 120 CV 2013

Estéticamente no se diferencia de otro CR-V, pero bajo el capó se encuentra el mencionado motor 1.6 i-DTEC con 120 CV y un par máximo de 30,6 mkg, que se alía con una magnífica caja de cambios manual de 6 velocidades -no habrá opción automática- un sistema 'Start/Stop', con el indicador de momento óptimo de cambio, la función ECO Assist -nos indica nuestra eficiencia al conducir- y el botón ECON, que modifica la entrega de potencia o el funcionamiento del climatizador, para homologar un consumo medio de 4,5 l/100 km y unas emisiones de sólo 119 g/km de CO2.

Estos datos le sitúan como el SUV más eficiente de su categoría, pero en un uso real, su consumo estará más cerca de los 6 l/100 km, más si como en nuestro caso, se elige el acabado Lifestyle con unos neumáticos 225/60 R18 que elevan sus emisiones a 124 g/km de CO2. Eso sí, esta combinación mecánica permite ahorrar 116 kilos respecto a un CR-V 2.2 i-DTEC -47 kg del motor, 7 kg del cambio y 62 kg por el sistema de tracción y diferentes cambios en el chasis-, lo que mejora sustancialmente su comportamiento en carretera y le permite ofrecer prestaciones similares al motor más potente, que alcanza 190 km/h de velocidad punta y necesita 9,7 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, pero consume 5,6 l/100 km.

Respecto a un Civic con esta mecánica, este CR-V pesa 156 kilos más y tiene un peor coeficiente aerodinámico, por lo que no es tan ágil como el compacto nipón y su motor no ayuda por debajo de las 2.000 rpm, aunque es una opción más que coherente al 2.2 i-DTEC, e ideal si no vamos a abandonar el asfalto.

Su interior presenta un gran acabado y un espacio muy holgado para cinco ocupantes, además de que su maletero arranca en 589 litros de capacidad.

Precios y disponibilidad

Llegará a España en el mes de noviembre, aunque antes ya habrá unidades disponibles en los concesionarios, y se ofrecerá en los acabados Comfort, Elegance y Lifestyle, todos ellos con una completa dotación de serie, pero donde no se ofrecen los últimos asistentes a la conducción ni como opción. Sistemas presentes en otros CR-V.

Aún no hay precios definitivos de los Honda CR-V 1.6 i-DTEC 120 CV, pero el contar con un propulsor más pequeño, no pagar impuesto de matriculación y prescindir de la tracción a las cuatro ruedas, según Honda, le permitirá ser unos 4.000 euros más barato que los CR-V 2.2 i-DTEC, por lo que arrancaría en poco más de 23.000 euros. Así, no es de extrañar que tengan previsto que un 60% de los CR-V matriculados sean 1.6 i-DTEC.

Artículos recomendados

Sigue Motor16