sábado, 2 julio 2022

Honda Civic Type R Limited Edition. Cuesta 6.500 dólares más que uno 'normal'

El actualizado Honda Civic Type R está llegando ahora a los concesionarios que la firma nipona tiene en Estados Unidos. Y lo está haciendo con un más que interesante precio de 37.495 dólares. Para que lo tengas en cuenta eso vienen a ser como unos 31.650 euros al cambio actual. Como para que se anden quejando al otro lado del océano de que le han subido el precio 500 dólares (420 euros) respecto al de la temporada pasada. Que vean lo que cuesta en España.

Sin embargo lo sorprendente es la llegada allí de la exclusiva edición especial Limited Edition, de la que tan solo llegarán a Estados Unidos 600 unidades, las cuales causarán furor entre sus forofos. Y poco les importará que estos salvajes Civic incrementen la tarifa en 6.500 dólares (5.485 euros) respecto a los 'normales', porque cada uno de esos 600 se venderá por 43.995 dólares, el equivalente a unos 37.135 euros al cambio. Que tampoco está nada mal.

Todos y cada uno de estos Honda Civic Type R Limited Edition está pintado en un exclusivo color denominado Phoenix Yellow, que contrasta con el color negro brillante que se aplica en su techo, en los retrovisores y en la toma de admisión del capó.

Ahorran 47 kilos de peso

En el interior, además de encontrar unos deportivos asientos, un volante envuelto en Alcántara o unas molduras en fibra de carbono, estos Limited Edition también se acompañan de una pertinente placa en la que se indica su exclusividad.

Pero los cambios no acaban aquí, ya que esta edición especial es nada menos que 47 kilos más ligera que un Civic Type R 'del montón'. Honda lo consigue gracias a restar 12,7 kilos provenientes del material insonorizante, además de que elimina el sistema de carga inalámbrica, los conductos de ventilación posteriores, el limpiaparabrisas posterior… Y por si no fuera suficiente lo equipa con unas exclusivas llantas BBS forjadas de 20 pulgadas, calzadas con gomas Michelin Pilot Sport Cup 2 en medida 245/30 R20.

Además de todos los cambios mencionados, su suspensión activa ha sido reprogramada para combinarse de una forma optima con sus nuevas llantas y neumáticos, al igual que la dirección asistida estrena un tarado específico para ajustarse a ese menor peso no suspendido.

Lo que no cambia respecto al resto de los Civic Type R es el corazón 2.0 i-VTEC Turbo que esconde bajo su capó delantero, el cual proporciona 310 CV de potencia y 400 Nm de par motor, enviado todo ello a las ruedas delantera a través de un cambio manual de 6 velocidades y a un diferencial de deslizamiento limitado.