comscore

¿Híbrido? ¿Híbrido enchufable? 5 diferencias clave para decantarte por un coche u otro

En la era de la movilidad sostenible, la elección del vehículo adecuado se ha convertido en una decisión crucial para muchos conductores. Con el crecimiento del mercado de los automóviles híbridos enchufables y los que no, surge la pregunta inevitable: ¿cuál es la mejor opción para mí?

Para resolver este dilema, es esencial comprender las diferencias entre estos dos tipos de vehículos y cómo se alinean con nuestras necesidades individuales. Aquí, exploramos las cinco diferencias más significativas entre los coches híbridos y los híbridos enchufables, para ayudarte a tomar una decisión informada en tu próxima compra automovilística.

Autonomía eléctrica del coche hibrido

Motor16

El primer aspecto que debemos considerar al elegir entre un híbrido y un híbrido enchufable es la autonomía eléctrica. Mientras que los híbridos tradicionales utilizan el motor de combustión interna y el sistema de frenado regenerativo para cargar su batería, los híbridos enchufables ofrecen la opción de recargar su batería a través de una toma de corriente externa.

Esto se traduce en una autonomía eléctrica mucho mayor para los híbridos enchufables, lo que les permite realizar recorridos más largos en modo eléctrico puro. Por lo tanto, si estás buscando reducir tu dependencia de los combustibles fósiles y realizar la mayoría de tus trayectos diarios sin emisiones, un híbrido enchufable puede ser la mejor opción para ti.