jueves, 9 febrero 2023

Geotab estudia como se degradan las baterías de los vehículos eléctricos

En Ontario, Canadá, es donde tiene su cuartel general la empresa Geotab, que se encarga de desarrollar diferentes soluciones con las que poder gestionar de forma sencilla cualquier flota de vehículos en cualquier parte del mundo. Y entre todos esos vehículos hay una gran infinidad de eléctricos, que han sido objeto de su último estudio.

Y es que Geotab ha analizado la degradación de las baterías de nada menos que de 6.300 coches eléctricos. En total hay 21 modelos diferentes y como conclusión han dictaminado que las baterías pierden una media de un 2,3% de su capacidad anualmente. De forma que en la mayoría de los casos, estas durarán más que el propio vehículo.

Una media de 2,3% anualmente

Este estudio también ha demostrado que el tipo de refrigeración empleado en dichas baterías también afecta claramente a su durabilidad. Por ejemplo, decir que en un Tesla Model S de 2015 disminuye un 2,3% al año, mientras que la batería de un Nissan Leaf de 2015 pierde un 4,2% anualmente. Eso se debe a que las baterías del Tesla tienen refrigeración líquida, mientras que las de los Leaf (de primera generación) apuestan por una refrigeración por aire.

Geotab señala que la degradación de las baterías no es lineal a lo largo de su vida útil, mientras que los vehículos muy usados no tienen una degradación muy superior a vehículos que se conducen de forma ocasional.

Lo que también afecta a las baterías es su lugar de residencia, porque en climas cálidos se degradan más rápido en en climas fríos, al igual que las cargas rápidas aceleran la degradación de las mismas.