Gemballa GT Concept. Que tiemble el Porsche 911 GT2 RS
CON 300 CV EXTRA

Gemballa GT Concept. Que tiemble el Porsche 911 GT2 RS

En el SEMA de Las Vegas también han estado presentes los especialistas de Gemballa, quienes se han presentado con este salvaje GT Concept, una criatura que deriva de un Porsche 911 Turbo, pero con 300 CV más.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

2 de Noviembre 2017 08:40

Comparte este artículo: 133 0

Comenzaremos diciendo que Gemballa es uno de los mejores especialistas en Porsche. No obstante, este preparador que tiene su sede en la localidad alemana de Leonberg, cerca de Stuttgart, comenzó a modificar deportivos de la firma alemana allá por el año 1981. A día de hoy Porsche sigue siendo su máximo exponente aunque Gemballa también ha trabajado y trabaja sobre la base de algunos modelos de McLaren, Ferrari o los Mercedes SLR McLaren.

De momento un concept

Ahora este preparador ha presentado en el SEMA de Las Vegas este impresionante Gemballa GT Concept, una criatura que por el momento considera como un prototipo, pero que en cuestión de días ofrecerá a sus clientes más sibaritas bajo el programa de personalización GTR 8XX Evo-R BiTurbo.

Esta máquina nace sobre la base de un Porsche 911 Turbo, pero su propulsor 3.8 Bóxer Biturbo estrena nuevas culatas, pistones, bielas, sistema de admisión, electrónica, válvulas, turbocompresores, sistema de escape... Prácticamente podríamos decir que se trata de un propulsor completamente nuevo. Gracias a todas estas mejoras, a los 540 CV que proporciona de serie tenemos que sumarle la friolera de 300 CV más, porque ahora es capaz de alcanzar los 840. Sigue estando asociado a la transmisión PDK y a un sistema de tracción total, de forma que este Gemballa GT Concept se permite el lujo de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos y puede superar los 355 km/h, dejando atrás al Porsche más veloz en Nürburgring, el 911 GT2 RS.

Un exterior muy radical

Gemballa también le equipa con un completo kit aerodinámico que está fabricado en fibra de carbono y que claramente se inspira en las radicales personalizaciones que hacen los especialistas nipones de Liberty Walk, por lo menos en lo que a sus abultadas aletas atornilladas se refiere.

Estos elementos se rellenan con unas llantas forjadas de 21 pulgadas, tras las que se oculta un potente equipo de frenos con discos carbocerámicos.

Decir que todos estos elementos ya tienen precio, porque la evolución de su motor supone un desembolso extra de 49.800 euros, el kit aerodinámico cuesta otros 25.450 euros, las llantas forjadas suponen otros 7.150 euros, mientras que el sistema de admisión de fibra de carbono nos va a salir por unos módicos 3.880 euros. En total hablamos de un desembolso de 86.280 euros, a los que tenemos que añadir los 203.401 euros que en España cuesta un Porsche 911 Turbo para tener este radical vehículo.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon