Gama Seat TGI. La hemos probado
YA CUENTA CON CUATRO MODELOS GNC

Gama Seat TGI. La hemos probado

El León GNC incrementa la potencia hasta los 130 CV y la autonomía con gas hasta los 500 kilómetros. El Ibiza también aumenta el rango de acción con GNC y monta una caja manual ahora con seis relaciones, mientras que el Arona se incorpora a esta tecnología por primera vez.

Gregorio Arroyo

Gregorio Arroyo

4 de Abril 2019 20:00

Comparte este artículo: 9 6

La movilidad sostenible es un hecho y un gran reto para todos los fabricantes. Seat presenta dos vías bien diferenciadas al respecto: por un lado el presenta salpica a una eficiente gama alimentada con GNC (Gas Natural Comprimido) y por otro, a la vuelta de la esquina prepara una gran ofensiva en cuanto a electromovilidad se refiere, con el lanzamiento de hasta seis modelos electrificados antes de 2021 (junto a Cupra).

La apuesta por la gama TGI le está dando un gran protagonismo a la marca española porque se trata de una tecnología madura y contrastada, goza de una autonomía ahora más generosa, y el coste de uso es prácticamente la mitad que las versiones similares en gasolina (y un 30 por ciento menos respecto al diésel). Pero quizás lo más valorado últimamente por los conductores es la adquisición de la etiqueta ECO de la DGT que ofrece múltiples ventajas a la hora de acceder y estacionar en la ciudad, utilizar carriles VAO o descuentos en el impuesto de matriculación, entre otros.

Cuatro opciones TGI

Actualmente Seat ofrece cuatro modelos alimentados por gas natural: Mii, Ibiza, Arona y León, este último tanto en carrocería 5 puertas como el familiar ST. Salvo el primero, el resto ha incremen tado claramente la autonomía con GNC al incorporar un tercer depósito, en detrimento del 'tanque' de gasolina, que se queda en nueve litros. Lo han hecho a petición de los propios usuarios, que demandaban mayor autonomía en gas. Todos los modelos arrancan con este combustible, salvo en tres supuestos: que la temperatura del líquido refrigerante sea inferior a -10 grados centígrados, también en los primeros instantes tras repostar, ya que el sistema analiza unos segundos la calidad del gas introducido y, lógicamente cuando agotamos el GNC. Sólo en esos casos la gasolina toma la iniciativa.

El nuevo León TGI estrena un motor 1.5 TSI EVO con 130 CV y sus tanques de gas natural pueden almacenar 17,3 kilos, para hacer 500 kilómetros.El nuevo León TGI estrena un motor 1.5 TSI EVO con 130 CV y sus tanques de gas natural pueden almacenar 17,3 kilos, para hacer 500 kilómetros.

El León es el modelo que se ha sometido a un cambio más intenso. Además de introducir el tercer depósito, ubicado bajo el asiento trasero y fabricado en acero bonificado, los otros dos están ahora realizados con un composite de fibra de carbono, más ligero y resistente. Esto conlleva un ahorro de peso de 17 kilos con respecto al modelo anterior. Los tres depósitos suman una capacidad de 17,3 kilos, homologando una autonomía de hasta 500 kilómetros con gas.

La segunda novedad es el nuevo propulsor 1.5 TSI EVO con 130 CV, en sustitución del anterior 1.4 TSI de 110. Disponible tanto con caja manual de seis relaciones como con DSG de siete, las prestaciones se han incrementado, alcanzando los 206 km/h y acelerando en el mejor de los casos de 0 a 100 km/h en 9,9 segundos. El consumo medio homologado WLTP es de 3,5 kg/100 kms con la transmisión automática y de 3,6 con la manual. El depósito de gasolina pasa de 50 litros a 9, siendo prácticamente ya auxiliar su uso.

Esta nueva combinación está disponible tanto en carrocería 5 puertas como ST. En ambos casos el maletero se resiente, reduciendo su capacidad hasta los 275 y 482 litros, respectivamente. Este modelo está disponible en acabados Style, Xcellence y FR, y su gama de precios oscila entre los 24.920 y los 28.700 euros (desde 19.120 con descuentos). La variante ST tiene un incremento de 1.020 euros.

Tuvimos ocasión de rodar con este modelo, mucho más solvente y agradable en marcha debido a su mayor empuje y capacidad de recuperación.

Nuevos bríos en el Ibiza

Por su parte, el Arona estrena tecnología TGI, convirtiéndose en el primer SUV en hacerlo. La hereda tal cual del Ibiza, modelo con el que comparte plataforma. En ambos casos se añade un tercer depósito de GNC que incrementa el volumen total hasta los 13,8 kilos y la autonomía con gas hasta los 410 kilómetros. En este caso los tres 'tanques' están fabricados en acero bonificado. El depósito de gasolina se reduce también hasta los nueve litros (antes 40).

Por primera vez el Seat Arona está disponible con una mecánica alimentada por gas natural. La comparte con el Ibiza.Por primera vez el Seat Arona está disponible con una mecánica alimentada por gas natural. La comparte con el Ibiza.

Tanto el Ibiza como el Arona montan el conocido propulsor 1.0 TSI tricilíndrico de 90 caballos de potencia. La novedad reside en la introducción de la nueva caja manual de seis relaciones, en sustitución de la anterior, que presentaba cinco y algunas quejas de los usuarios del Ibiza porque limitaba en parte el rendimiento del vehículo. La relación es ahora más cerrada. De hecho el desarrollo final en sexta es casi un calco del que antes se ofrecía en quinta.

Esto provoca que la aceleración de 0 a 100 km/h sea ahora de 12,1 segundos y la velocidad máxima alcance los 180 km/h, mientras que el consumo medio homologado WLTP se establece en 3,3 kilos cada 100 kilómetros, es decir, cubriremos esa distancia con apenas 2,97 euros. El consumo y el gasto es el mismo en el Arona TGI, pero cede en prestaciones: 174 km/h y 13,2 segundos, respectivamente.

También pudimos comprobar sobre el terreno el nuevo brío de esta nueva combinación con la caja manual de seis relaciones. La respuesta a bajo régimen es más contundente y ya no se queda un tanto dubitativo como ocurría antes. En este caso, tanto el Ibiza como el Arona no contemplan una transmisión DGT en su gama TGI y también ve limitada su capacidad del maletero, con 262 y 282 litros, respectivamente.

El Seat Ibiza TGI mantiene su mecánica de 90 CV, pero ahora estrena una transmisión manual de 6 velocidades en vez de cinco y sus tanques de gas natural tienen más capacidad.El Seat Ibiza TGI mantiene su mecánica de 90 CV, pero ahora estrena una transmisión manual de 6 velocidades en vez de cinco y sus tanques de gas natural tienen más capacidad.

Estos dos modelos se comercializan con los acabados Reference, Style, Xcellence y FR. El Ibiza está disponible entre los 18.340 y 30.980 euros (desde 12.960 euros aplicando todos los descuentos), mientras que el Arona se mueve entre los 20.160 y los 24.030 euros (desde 15.740 con campaña).

Días contados para el Mii Ecofuel

Por último se mantiene el modelo de acceso a la gama GNC, el Mii Ecofuel, aunque sus días están contados porque a finales de año esta versión desaparecerá y dará paso a una completemante eléctrica. El Mii alimentado por gas monta un motor tricilíndrico 1.0 de 68 CV y es el único que mantiene dos depósitos de GNC con una capacidad de 10,9 kilos y hasta 380 kilómetros de autonomía con gas. El consumo es de 3,0 kilos cada 100 kilómetros y el cambio es manual de cinco relaciones. Su precio es de 14.800 euros.

Esta eficiente versión del Mii desaparecerá a finales de año en favor de una versión eléctrica. Si bien, es una alternativa sensacional por sus bajos costes de uso.Esta eficiente versión del Mii desaparecerá a finales de año en favor de una versión eléctrica. Si bien, es una alternativa sensacional por sus bajos costes de uso.

Como ya hemos comentado este modelo se transformará en eléctrico y será, junto a un utilitario basado en el concept el-Born que se presentó en el Salón de Ginebra, el debut de los dos primeros modelos cero emisiones de Seat. También antes de 2021 verán la luz las versiones híbridas enchufables del Tarraco y la nueva generación del León.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon