comscore

Si conduces con las gafas más utilizadas en España, la Guardia Civil te va a multar

La vista, y en concreto el uso de las gafas, es el sentido más importante para la conducción, ya que a través de ella recibimos la mayor parte de la información del entorno vial. Sin embargo, según el informe “La Visión en España 2020”, casi el 80% de la población española tiene algún problema visual, como presbicia, miopía, astigmatismo o hipermetropía. Y esto es lo que está controlando la DGT y la Guardia Civil de Tráfico en las carreteras españolas.

Estos trastornos pueden afectar a la agudeza visual, el campo visual, la sensibilidad al contraste o la capacidad de recuperación ante el deslumbramiento, entre otras funciones visuales básicas para conducir. Por ello, es imprescindible contar con una adecuada corrección óptica, ya sea mediante gafas o lentes de contacto, para garantizar una conducción segura y evitar accidentes.

Normativa de agudeza visual para conductores

Agudeza visual Motor16

El Reglamento General de Conductores establece los requisitos psicofísicos que deben cumplir los conductores para obtener o renovar el permiso o la licencia de conducción. Entre ellos, se incluye el control de la agudeza visual, que es la capacidad de percibir los objetos con nitidez y detalle. La normativa autoriza a conducir con una agudeza visual binocular de 0,5 (con o sin corrección) para los conductores del grupo 1 (ciclomotores, motocicletas y turismos), y de 0,8 (con o sin corrección) para los conductores del grupo 2 (camiones y autobuses). Además, se exige que el ojo que no alcance el valor mínimo no tenga una visión inferior a 0,1 para el grupo 1 y a 0,5 para el grupo 2.

Estos valores se miden con una escala que va de 0,0 (sin visión) a 1,0 (visión normal), y se pueden alcanzar con o sin corrección óptica. Esto significa que si el conductor necesita gafas o lentes de contacto para llegar al valor mínimo, debe usarlas obligatoriamente al conducir. En caso contrario, estaría incumpliendo la normativa y se expondría a una sanción. Además, se recomienda al conductor que use la mejor corrección posible, y que si logra una visión superior al mínimo exigido con gafas o lentes de contacto, las utilice aunque no esté obligado.