Ford Kuga. Así es la nueva generación
TENDRÁ TRES VERSIONES HÍBRIDAS

Ford Kuga. Así es la nueva generación

En un evento en Amsterdam, Ford ha desvelado la tercera generación del Kuga, un SUV que gana en funcionalidad y evoluciona hacia formas más deportivas, y que además de versiones diésel y de gasolina ofrecerá tres tipos de mecánicas híbridas. Y llega a final de año.

Pedro Martín

Pedro Martín

2 de Abril 2019 16:45

Comparte este artículo: 39 3

Salvo el nombre, prácticamente todo es nuevo en el tercer Kuga de la historia, que será comercializado a finales de año aunque quizás las primeras entregas en el mercado español no se produzcan hasta el inicio de 2020. Porque hasta la plataforma es inédita, ya que el nuevo Kuga estrena la arquitectura global C2 de Ford, que reporta una mejora en el capítulo de la aerodinámica y reduce el peso del conjunto hasta en 90 kilos, dos virtudes que redundan en un ahorro de combustible. Además, el diseño experimenta una modificación trascendental, casi una revolución, pues el nuevo modelo tiene un aspecto más deportivo, a lo que contribuyen sus rasgos, más de crossover que de SUV, o unas dimensiones redefinidas: crece 89 milímetros de longitud y 44 de anchura, la distancia entre ejes se estira 20 milímetros y la altura del conjunto se reduce 20 milímetros. Según Ford, eso agranda el habitáculo, especialmente en la segunda fila, donde hay 20 milímetros extra de anchura al nivel de los hombros y 36 milímetros más al nivel de las caderas. E incluso crece la altura al techo: 13 milímetros extra en los asientos delanteros y 35 más en los traseros. Pero es que, además, la versatilidad es mayor, pues la banqueta posterior es corredera longitudinalmente, por secciones asimétricas, de manera que al avanzarla por completo ganamos 67 litros de volumen en el maletero; aunque Ford no ha facilitado todavía cuál es la capacidad para equipaje.

Gasolina, diésel y electrificado

En el terreno mecánico las novedades del Kuga recién presentado son también notables. Por supuesto habrá motores tradicionales, como los diésel EcoBlue 2.0 y 1.5, el primero con 190 CV y un gasto medio de 5,7 l/100 km y el segundo con 120 CV y un consumo de sólo 4,8 l/100 km; o, en gasolina, el EcoBoost 1.5 tricilíndrico en versiones de 120 y 150 CV, dotados ambos de desactivación temporal del cilindro central y que homologan un consumo de 6,5 l/100 km. Asimismo, la marca del óvalo ofrecerá en el nuevo Kuga, al igual que en el Focus, la caja automática de 8 velocidades, disponible para las dos mecánicas EcoBlue. Y el nuevo Kuga será el primero de la saga que monte la tecnología Drive Mode, que permite elegir el modo de conducción para ajustar la respuesta del acelerador, la asistencia de la dirección, el funcionamiento del control de tracción o, en el caso de los modelos automáticos, los tiempos de cambio de marchas. Se trata de los programas Normal, Sport y Eco, pero a ellos se suman también los modos Resbaladizo y Nieve/Arena, el primero para circular sobre nieve o hielo, y el segundo para rodar por terrenos de suelo blando o suelto.

Aunque puesto a hablar de novedades, quizás las principales tengan que ver con la electrificación, pues la gama Kuga contará con tres diferentes versiones híbridas, de las cuales dos estarán disponibles desde el momento del lanzamiento a finales de año. Se trata, por un lado, del Kuga PHEV o híbrido enchufable, que asocia un motor de gasolina 2.5 de ciclo Atkinson a un motor eléctrico y un generador, y a una batería de iones de litio de 14,4 kWh, para totalizar 225 CV. Se trata del primer Plug-In de Ford en Europa, y garantiza una circulación eléctrica de 50 kilómetros, anuncia un consumo medio de 1,2 l/100 km y homologa unas emisiones de dióxido de carbono de 29 g/km. Aunque se beneficia del sistema de recarga regenerativa de la batería durante la marcha aprovechando la energía cinética del frenado, la recarga de la batería a coche parado se puede completar en cuatro horas usando una toma de 230 voltios. Y el conductor, durante la marcha, podrá elegir entre cuatro programas de uso: EV Auto (el sistema decide cómo combinar la fuerza del motor 2.5 y del eléctrico), EV Now (prioriza el funcionamiento eléctrico), EV Later (conserva la carga de la batería para un uso posterior, por ejemplo en la ciudad) y EV Charge (recarga la batería con más fuerza de la normal durante la marcha para conseguir un nivel que nos permita después circular en modo eléctrico). La segunda versión híbrida disponible desde el primer momento será el Kuga EcoBlue Hybrid, que toma como base el motor diésel 2.0 de 150 CV pero recibe un sistema Mild Hybrid para lograr mayor eficiencia de combustible, pues un arrancador/generador integrado por correa (BISG) reemplaza al alternador convencional, permitiendo la recuperación y el almacenamiento de energía durante las deceleraciones del vehículo, cargándola en una batería de iones de litio de 48 voltios refrigerada por aire. El BISG actúa también como motor, usando la energía almacenada para proporcionar par eléctrico extra y optimizar la aceleración, o también para hacer funcionar los auxiliares eléctricos del vehículo o para que el sistema Auto Start-Stop amplíe su rango de actuación y rebaje el gasto. El resultado, un consumo de 5,0 l/100 km y emisiones de CO2 de 132 g/km.

Con lo último en tecnología

La tercera versión híbrida del Kuga, que llegará a España bien entrado ya el 2020, será el Kuga Hybrid propiamente dicho, con sistema autorrecargable (no enchufable) y que combina el motor 2.5 de ciclo Atkinson con un motor eléctrico, un generador, una batería de iones de litio y una transmisión automática con divisor de potencia desarrollada por Ford. De él habrá una variante con tracción delantera y otra con tracción total inteligente, arrancando el consumo medio en 5,6 l/100 km y las emisiones de dióxido de carbono, en 130 g/km.

En cuanto a tecnología de conectividad, infoentretenimiento o seguridad, el nuevo Kuga adoptará el módem integrado FordPass Connect, instrumentación digital de 12,3 pulgadas, cargador inalámbrico, SYNC 3 con pantalla táctil central de 8 pulgadas y sistema de sonido B&O; y debutan en el modelo SUV de Ford el sistema de mantenimiento de carril con asistente para puntos ciegos y asistente precolisión, el control de crucero adaptativo con Stop & Go, el reconocimiento de señales de velocidad y el asistente de centrado de carril.

Salón de Francfort

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16