viernes, 30 septiembre 2022

El Ford Escort de Diana de Gales, vendido por 850.000 euros

A la princesa Diana de Gales le gustaba conducir su propio automóvil. Y ahora, cuando se cumple el 25 aniversario de su muerte, se acaba de subastar su último coche, que ha sido vendido por 722.500 libras, unos 850.000 euros, una cifra considerablemente superior a su precio de partida: 120.000 euros.

El Ford Escort era, sin duda, el coche preferido de Diana de Gales, que tuvo varias unidades de este modelo compacto. De hecho, el que ahora ha subastado Silverstone Auctions, fue el tercer Ford Escort que pasó por sus manos, un RS Turbo S1 de 1985.

ford escort rs turbo s1 diana gales1 Motor16

Anteriormente, la princesa había conducido un Ford Escort 1.6i Cabriolet rojo, que fue cambiado cuando el equipo de seguridad no lo consideró adecuado para ella, debido a su llamativo color y a que su techo de lona ofrecía poca privadidad. Fue entonces cuando Diana de Gales se decantó personalmente por este Ford Escort RS Turbo en color negro, un tono impuesto lpor el equipo de seguridad de la princesa, que convirtió este modelo en el único Escort RS negro (lo habitual era el color blanco).

El departamento de vehículos especiales de la marca se encargó de pintar el automóvil en ese color negro único e instaló una parrilla delantera de cinco listones para que el coche pasara más desapercibido y un espejo retrovisor secundario. Además, se instaló una radio en la guantera, cuyo cable todavía es visible hoy, para el guardaespaldas que viajaba con Diana habitualmente.

Diana conducía el Ford Escort personalmente por Londres

ford escort rs turbo s1 diana gales2 Motor16

Registrado el 23 de agosto de 1985, este RS Turbo Serie 1 y su famoso conductora fueron fotografiados en el exterior de las boutiques del barrio londinense de Chelsea y en los restaurantes de Kensington frecuentados por la princesa durante los siguientes años. De hecho, hay una imagen que muestra a su hijo William sentado en la parte de atrás del coche con su madre sonriendo al volante.

El Ford Escort RS Turbo de la Princesa Diana fue devuelto a Ford en mayo de 1988 con alrededor de 6.800 millas (10,9435 kilómetros) en el odómetro. Lo compró internamente Geoff King, el gerente del departamento de ventas de la compañía para su esposa. Más tarde se utilizó como parte de un obsequio promocional de Kiss FM en septiembre de 1993 y en 2008, el coche llamó la atención de uno de los mayores coleccionistas de Ford RS en el país, que lo compró. Hoy, cuenta con 24.961 millas (40.170 kilómetros).

El automóvil cuenta con un archivo histórico perfectamente documentado, con una copia de los memorandos internos de Ford que confirma el número de registro, las ITV que confirman el kilometraje, recibos de mantenimiento, recortes de periódicos, fotografías de la princesa Diana usando el automóvil, entre otros documentos.

En 2021, ya se vendió en subasta otro Ford Escort propiedad de la princesa Diana, un sedán Ghia de 1981, que alcanzó la cifra de 65.000 euros, y el año anterior se subastó también un Audi 80 Cabriolet propiedad de Diana de Gales por unos 80.000 euros.