Ford Edge, el hermano mayor del Kuga
LLEGA EN 2015 POR UNOS 38.000 EUROS

Ford Edge, el hermano mayor del Kuga

Un año antes de su comercialización en Europa, Ford nos muestra la versión definitiva del Edge su nuevo SUV de tamaño grande, que vendrá a situarse por encima del Kuga.

Alberto Mallo

Alberto Mallo

26 de Julio 2014 14:32

Comparte este artículo: 0 0

El Ford Edge es un SUV de gama alta, amplio y lujoso, concebido ante la creciente demanda de este tipo de vehículos en todo el mundo. Con 4,67 m de longitud, 5 plazas, tracción 4x4, y un equipamiento vanguardista, en Europa se venderá con dos motores diésel Duratorq TDCi 2.0.

Si la anterior generación del Ford Edge fue creada para el mercado norteamericano, ésta tiene detalles específicos para Europa, como sus motores y una cuidada terminación interior. La gama Edge es un exponente más de la estrategia 'One Ford', pues también se comercializará en Sudamérica, China y Rusia.

En Europa, el Edge se lanzará con motores diésel de 2 litros de cilindrada. El primero de ellos, con 180 CV de potencia y 400 Nm de par motor máximo, homologará unas emisiones de CO2 de 149 g/km. El segundo ofrecerá 210 CV y 450 Nm, con unas emisiones de 159 g/km. Respectivamente utilizarán cambio manual de 6 velocidades y automático de doble embrague, también de 6. La tracción será a las 4 ruedas, con control vectorial de par y sistema Curve Control. Aunque todavía queda mucho tiempo para su lanzamiento, no sería de extrañar que antes o después se ofreciera también en versión de tracción delantera, ya existente en EE UU, e incluso con el motor de gasolina 2.0 Ecoboost de 243 CV.

Con la plataforma del nuevo Mondeo

Construido sobre la plataforma C/D que inaugurarán los futuros Mondeo y S-MAX/Galaxy, el Edge dispone de suspensión trasera multibrazo como parte integrante de su depurado chasis. Incluye una dirección adaptativa de desmultiplicación continuamente variable en función de la velocidad, que facilita las maniobras de aparcamiento o similares, mientras que yendo rápido es más directa, priorizando la precisión.

Pero lo más mediático serán las nuevas tecnologías incorporadas. Entre ellas destacan: cámara de visión frontal, que cubre un ángulo de 180 grados y es especialmente útil en situaciones como la salida de un garaje; cinturones de seguridad traseros hinchables, recubiertos por una especie de airbag que se activa para minimizar lesiones en caso de accidente; atenuación activa de ruidos, con 3 micrófonos en el habitáculo y generación de ondas sonoras a través del sistema de audio para neutralizar frecuencias de rodadura, motor, etc; apertura del portón posterior sin manos; sistema de conectividad y control por órdenes vocales SYNC 2; control de crucero adaptativo con alerta de alcance y frenada de emergencia automática en ciudad; sistema Park Assist de segunda generación para aparcamiento en batería y con alerta de tráfico cruzado; sistema de alerta de puntos ciegos; ayuda de cambio de carril; reconocimiento de señales de tráfico; volante calefactado; y asientos delanteros calefactados y refrigerados.

Muy habitable y amplio por dentro

El diseño de la carrocería del Edge es bastante estilizado, y Ford habla de unos conductos en los laterales del vehículo para mejorar la aerodinámica a alta velocidad. El frontal es contundente, con una parrilla dotada de 3 gruesas molduras que resaltan su presencia. Las ópticas son de LED, y las llantas de 20 pulgadas de diámetro. La distancia entre ejes es de 282, 5 cm, 1,5 cm más que los Audi Q5/BMW X3. Con 4,68 cm de longitud también es algo más largo que los dos modelos alemanes; asimismo es levemente más ancho y alto. La capacidad del maletero es de 910 dm3, aumentando hasta 1.950 dm3 al abatir los asientos posteriores. Interiormente, Ford presume de ofrecer más espacio incluso que un Audi Q7.

Ford no ha anunciado el precio de su nuevo modelo, pero podría estimarse por debajo de los 38.000 euros, siendo, pues, más accesible que los Audi Q5 y BMW X3 con motorizaciones equivalentes.

Artículos recomendados

Sigue Motor16
Salon