Fiat 500. Coches venidos de una galaxia muy, muy lejana
MOVIDOS POR MOTOR ELÉCTRICO

Fiat 500. Coches venidos de una galaxia muy, muy lejana

Con motivo del estreno de la séptima película de Star Wars: El despertar de la fuerza, el preparador de coches Garage Italia Customs nos deleita con tres creaciones del 500 inspiradas en esta magnífica saga

Jesús Martín

Jesús Martín Twitter

21 de Diciembre 2015 11:45

Comparte este artículo: 0 0

La semana pasada se estrenaba a nivel mundial la séptima película de la saga Star Wars llamada El Despertar de la Fuerza y con tal motivo os traemos novedades. Tranquilos que éstas no tienen que ver con ningun tipo de spoiler sino más bien con un homenaje. Se trata del que ha hecho Garage Italia Customs con la preparación de tres Fiat 500 rindiendo tributo tanto al soldado imperial por excelencia como al droide más mítico del cine y su heredero espirutual.

Una base eléctrica para un desarrollo espacial

La empresa de personalización de vehículos propiedad de Lapo Elkann ha realizado esta serie especial de vehículos a petición de la propia Fiat. Usando como base un Fiat 500e, la empresa ha vinilado las carrocerías imitando la armadura del soldado imperial y la carcasa de los dos droides.

El Fiat 500 R2-D2 es quizás el más convencional del grupo.Cuenta con un parabrisas tintado en negro y un cuerpo creado en vinilo con los colores tradicionales del mítico robot. Si nos fijamos en sus llantas, éstas han incluido en el centro de su buje la figura cilíndrica del droide. Como detalle curioso, uno de los faros delanteros del 500 se ha tintado en rojo para asemejar, aún más si cabe, su fisonomía con la del personaje galáctico. Exteriormente no presenta un kit aerodinámico nuevo ni ningúna modificación mecánica. Donde sí ha sufrido modificaciones es en su interior, el cual ha sido forrado en cuero y Alcántara utilizando una mezcla de tonos azules y blancos.

El siguiente Fiat 500 se trata del basado en el nuevo droide de la saga, el BB-8. Un robot esfera sobre el que se mantiene flotante una cabeza semiesférica en color naranja y blanco. Radical hasta el punto de no poder circular por carretera, su esquema de colores está fielmente replicado en el vinilo de su carrocería. Incluido el parabrisas, que no deja un hueco si quiera con el que poder ver, limitando su función al de un simple objeto promocional. En el interior ha sufrido la misma reestructuración de materiales y colores que el R2-D2 para asemejarse al pequeño robot BB-8, utilizando los colores anaranjados, blancos y grises de su exterior.

El último 500 preparado imita a la armadura utilizada por los soldados Stormtrooper del imperio galáctico. Sigue el mismo patrón que el de los dos 500 anteriores utilizando el vinilo para asemejarse al aspecto del casco de estos soldados de asalto. Con un aspecto tan genial como tienen, quién sabe si Fiat no utiliza el tirón de Star Wars para sacar una edición limitada... ojalá se cumpliese este deseo pero hasta entonces, que la fuerza os acompañe a todos.

Artículos recomendados