Fiat 124 Spider. Vuelve la 'dolce vita'
AL VOLANTE

Fiat 124 Spider. Vuelve la 'dolce vita'

El Fiat 124 Spider, compañero de viaje ideal para disfrutar de la carretera. Un roadster que recuerda a los clásicos italianos y la 'dolce vita' del automóvil.

Javier Montoya

Javier Montoya Twitter

31 de Marzo 2017 21:51

Comparte este artículo: 30 0

Os cuento el plan: recorrido por la Costa Brava, de Gerona a San Feliu de Guixols y de ahí hacia Tossa de Mar por el tramo conocido como 'las mil curvas', uno de los trazados clásicos del Rally Costa Brava. 30 de marzo, 20 grados de temperatura, sol espléndido... y Fiat 124 Spider entre las manos. Un plan de la época de la 'dolce vita'.

Porque Fiat vuelve al segmento roadster para recuperar la tradición de conducir, de disfrutar de cada kilómetro y de que el viaje, el recorrido sea una experiencia por sí mismo. El 124 es uno de los modelos de la gama 'emocional' de Fiat. Un coche con la diversión como objetivo y que cumple con creces esa misión que se ha impuesto.

Recuerda el estilo de Pininfarina

Ese estilo de la 'dolce vita' se aprecia en cuanto lo miramos. El 124 recuerda inmediatamente en su estilo al clásico, diseñado por Pininfarina en1966 y que hasta 1982 se convirtió en un icono de la marca. La parrilla hexagonal, los faros redondos, las dos nervaduras en el capó delantero nos llevan al lápiz mágico de Pininfarina.

Pero además de la magia en el diseño, hay también mucho encanto en todo lo que tiene que ver con la conducción y con su disfrute. Tracción trasera, bajo centro de gravedad, motor longitudinal y perfecto reparto de pesos entre los dos ejes, motor turboalimentado con un elevada cifra de par que lo hace muy agradable en todo régimen de uso...

El 124 tiene muchos argumentos para hacer disfrutar de la conducción. Y los hemos podido descubrir durante nuestro recorrido. Con tanta curva por delante, descubrimos un perfecto trabajo en las suspensiones. El coche vira plano, pero no es una tabla, ni se hace en absoluto incómodo.

Un motor muy elástico

El motor turboalimentado, con 140 caballos ofrece un gran empuje gracias a sus 240 Nm de par a solo 2.250 revoluciones. Un par que permite no tener que estar permanentemente cambiando de marcha. Porque gracias a su ligereza (solo pesa 1.050 kilos) y a su relación peso/potencia de solo 75 kilos por caballo, basta pisar el acelerador con decisión para que el coche se mueva con decisión sin necesidad de cambiar de marcha -por cierto, el cambio manual de la versión probada es una delicia por recorridos y precisión- a cada curvsa. Y eso ayuda a una conducción más relajada. Aunque también existe la posibilidad de optar por un cambio automático de doble embrague y seis velocidades.

Esa conducción relajada la hemos podido comprobar en el recorrido, de curvas y contracurvas, de subidas y bajadas, en el que el 124 nos ha dibujado una sonrisa al volante. No es un deportivo radical, sino un coche para huir de las autovías, donde se recorren los kilómetros pero no se disfruta de ellos. Al 124 le gustan las carreteras de doble sentido y encuentra sentido en el viajar por viajar. Como en las películas italianas de los años 60, aquellas que nos mostraban un tipo de vida diferente... la 'dolce vita'.

Fiat 124 Spider América y Europa: versiones especiales

Además de la exclusividad que aporta por sí mismo el Fiat 124 Spider, la marca italiana ha decidido lanzar dos ediciones limitadas de 1.000 unicades cada una para el mercado europeo. La primera de ellas, se denomina América y se crea para celebrar el 50 aniversario de la carrocería Pininfarina y su influencia en la historia de Fiat. Su diseño está basado en el clásico Fiat Limited Edition Spider 2000, lanzado al mercado en 1980.

El 124 Spider América utiliza el color de la carrocería exterior de aquel Spider 2000: Bronce Magnético. Y se adorna con un equipamiento exclusivo, con los retrovisores exteriores cromados, llantas de aleación ligera de 17 pulgadas y diseño 'vintage', portamaletas en la parte trasera y un logo en la parrilla frontal. En el interior, la tapicería es de piel y en color tabaco, e incluye una placa conmemorativa numerada.

Todo eso unido al equipamiento normal del coche, con pantalla táctil de 7 pulgadas con sistema DAB, Bluetooth, USB y AUX, navegador con mapas en 3D, cámara de visión trasera, entrada y arranque sin llave, faros Full Led, sensor de lluvia y luces, control de crucero con limitador de velocidad y el sistema de sonido Bose con 9 altavoces (doble altavoz integrado en los reposacabezas de ambos asientos). Y está disponible en las dos versiones de cambio: manual o automático, ambos de seis velocidades.

La versión Europa también celebra la versión que Pininfarina expuso en el Salón de Ginebra de hace 36 años. En este caso destaca por su carrocería en color Rojo Passione. También cuenta con llantas de aleación ligera de 17 pulgadas con diseño 'vintage', retrovisores cromados y logo en la parrilla frontal. En el interior los asientos son de piel negra, el volante es en piel y una placa conmemorativa y numerada. Y eso se suma a los equipamientos mencionados en el 124 Spider América.

El 124 Spider América ya está disponible, por un precio, que, incluyendo descuentos, entrega de coche y financiación por la financiera de Fiat, se sitúa en 29.190 euros para versión manual y 31.190 euros en el caso del automático. El 124 Spider Europa tiene los mismos precios en ambas variantes, aunque su llegada al mercado no será hasta el próximo mes de junio. 

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16