Fiat 124 Spider. «Made in Japan»
AL VOLANTE

Fiat 124 Spider. «Made in Japan»

El Fiat 124 Spider comparte cadena de producción con el MX-5 en la fábrica que Mazda tiene en Hiroshima, Japón. Pero eso no quiere decir que el roadster italiano no tenga su propia personalidad. Un roadster cuya máxima expresión es la versión Abarth.

Andrés Mas

Andrés Mas Twitter

26 de Marzo 2017 21:18

Comparte este artículo: 60 0

Fruto del acuerdo con Mazda para desarrollar un roadster compartiendo gastos y tecnología, Fiat lanza al mercado su nuevo 124 Spider, un deportivo descapotable biplaza que tiene mucho que ver con su equivalente en la marca japonesa, el MX-5. En concreto el Fiat comparte con el roadster japonés la plataforma Skyactiv, incluido su eficaz esquema de suspensiones, y muchos otros elementos tanto en el exterior como en el interior. Eso sí, el 124 Spider se ha reservado un diseño fresco y cautivador y muchos elementos mecánicos de su cosecha o convenientemente revisados y adaptados al gusto del fabricante italiano.

En el primer caso, en lo referente al aspecto, lo cierto es que el equipo de diseño tanto de Fiat como de Abarth han hecho un trabajo sensacional otorgando una vistosa estética deportiva al roadster. Tanto es así que un miembro del equipo nos confesaba durante la presentación del coche en Italia que incluso algún ingeniero del Mazda MX-5 habría reconocido sentirse seducido por el diseño del 124 Spider. La clave ha sido recuperar algunas de las líneas de diseño del 124 Spider presentado en 1966, un roadster elegante y seductor que tuvo un gran éxito tanto en Europa como en EEUU. En el segundo caso, en la aportación de Fiat al proyecto, la marca italiana ha utilizado sus propios motores, ha ajustado la caja de cambios, de origen Mazda, con unos desarrollos adaptados a la potencia y par de sus mecánicas y ha dotado a muelles y amortiguadores de unos tarados específicos, sobre todo en el Abarth. 

Un motor de origen Fiat

El propulsor utilizado por Fiat es el 1.4 Turbo de cuatro cilindros dotado de la tecnología MultiAir. En el caso del 124 Spider este motor, cuyos periféricos se han tenido que rediseñar para ir situado en posición longitudinal en vez de transversal, rinde 140 caballos (160 en el modelo americano) y se combina con un cambio manual de 6 velocidades.

Aunque el 124 Spider aporta algún detalle de diseño específico que otorga su propia personalidad al coche respecto al MX-5, lo cierto es que en muchos aspectos clave el interior del modelo italiano nos es muy familiar. Es el caso de la pantalla central y los mandos entre los asientos que la controlan, utilizados por Mazda en muchos de sus modelos, las salidas de aire, los mandos de la climatización, el freno de mano tradicional o incluso la protuberancia del piso en el lado del acompañante necesaria para hacer sitio a la caja  del cambio automático (y obligada en los modelos manuales para no hacer dos plataformas) y que termina agobiando un poco.

Idéntico sistema también para la apertura o cierre del techo, una pequeña capota de lona cuyo sistema de muelles permite manejarla a mano a baja velocidad. Y como en el Mazda, el hueco necesario para recoger la capota una vez retirada no resta espacio en el maletero que cubica en el caso del Fiat, 140 litros, 10 más que su primo japonés debido a la mayor longitud del italiano.

Se mueve con dinamismo

Los 140 caballos del 1.4 Turbo parecen suficientes para mover con dinamismo un conjunto que aunque pesa 75 kilos más que el MX-5, parte de unos razonables 1.125 kg. Aunque no estaría de más disponer de mayor empuje por debajo de las 2.000 vueltas, donde este propulsor se muestra un poco remolón. No obstante, acelera con ganas cubriendo el 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y alcanzando una máxima de 215 km/h.

Aunque los ingenieros de la marca italiana han querido dar a su 124 Spider un toque deportivo que fuese un poco más allá del comportamiento del MX-5, en realidad la versión firmada por Fiat ofrece un tacto de conducción muy similar al experimentado a bordo del Mazda. Unos tarados tirando a suaves que permiten cierto balanceo y un interesante compromiso entre diversión, agrado, comodidad y eficacia. No obstante y en opción el modelo de Fiat ofrece una estabilizadora que mejora el agarre.

Con un precio que parte de los 24.750 euros, el Fiat 124 Spider es algo más caro que el Mazda MX5 y está peor equipado de serie ,aunque es cierto que es más grande, tiene más maletero y acelera mejor.

Abarth 124 Spider. Más deportivo pero mucho más caro

La versión Abarth ofrece 170 caballos del mismo motor 1.4 Turbo pero acompañado de un sonido espectacular de los escapes Dual Record Monza que consigue aumentar aún más el ritmo cardiaco y la emoción del piloto. En este caso cuenta con la mejor relación peso-potencia de su clase, que es de 6,2 kg/CV , con un consumo homologado idéntico al de la versión de 140 caballos y que con 6,4 l/100 km (6,6 l/100 km con cambio automático) se sitúa en un promedio asumible siempre que se conduzca en modo paseo, algo que no siempre va a suceder con esta versión.

La sorpresa negativa se la lleva el precio de este modelo que parte de los 38.020 euros, 11.000 euros más que el Fiat 124 Spider más equipado. Es verdad que tiene 30 caballos más y la dotación de serie incluye ya elementos que acercan al roadster italiano al apasionado que busca una mayor diferenciación exterior y un tacto general más deportivo, como diferencial autoblocante  mecánico, barras estabilizadoras sobredimensionadas, amortiguadores Bilstein de paso variable, frenos Brembo con pinzas de aluminio de cuatro pistones y una calibración deportiva de la dirección además de un botón que permite configurar dos modos distintos de conducción. También va provisto de cuero, acceso y arranque sin llave y llantas de 17 pulgadas.

Sin embargo no lleva incluido en ese precio ni el climatizador automático, ni los faros de LED, ni la pantalla táctil. Una diferencia de precio demasiado grande. 

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16