Ferrari 512S Módulo. A manos de Glickenhaus
UNA PIEZA ÚNICA

Ferrari 512S Módulo. A manos de Glickenhaus

Dicen que el dinero no da la felicidad... Pero ayuda que no veas. Y precisamente dinero es lo que ha hecho falta a James Glickenhaus para convencer a Pininfarina de que le vendiera el único Ferrari 512S Módulo.

Julián Garnacho

Julián Garnacho Twitter

6 de Octubre 2014 11:39

Comparte este artículo: 0 0

Si te gusta todo lo que tenga cuatro ruedas, seguro que has oido hablar de James Glickenhaus. En realidad es un magnate de las finanzas americano, aunque antes de dedicarse a ello era director y productor de cine, precisamente entre los años 1980 y 1990.

Una colección de ensueño

Mal no le deben ir las cosas a Glickenhaus, pues entre sus diversas aficiones, está la de coleccionar vehículos. Así, tiene joyas como como un Ferrari 159 S Spyder Corsa, un Duesenberg J446, un Ferrari Dino Competizione, un Lola T70, un Ferrari P3/4... Pero también los vehículos por los que se ha dado a conocer en este mundillo en los últimos tiempos, como han sido el Ferrari P4/5  y el Ferrari P4/5 Competizione de 2006, máquinas artesanales encargadas a la propia Ferrari y creadas en colaboración con Pininfarina.

De este desarrollo nació una amistad entre Glickenhaus y Pininfarina, quien hasta hace unos días era propietaria del único Ferrari 512S Módulo. Y decimos que era propietaria porque se lo ha vendido al magnate de las finanzas por un precio que no ha sido desvelado, pero que no será precisamente bajo.

Con base de un vehículo de competición

Este extravagante vehículo fue creado por Pininfarina y presentado en el Salón de Ginebra de 1970. Tomaba la base de un Ferrari 512S, un vehículo del que sólo se fabricaron 25 unidades, precisamente las que eran necesarias para poderlo homologar para la competición. Contaba con un propulsor V12 de cinco litros que generaba una potencia de 550 CV y estaba unido a una caja de cambios manual de 5 velocidades.

La singular carrocería del Ferrari 512S Módulo era extremadamente baja, pues tiene una altura de sólo 935 milímetros, que contrasta con los 2.040 milímetros de ancho y los 4.480 milímetros de largo. Para acceder a su deportivo interior, el techo, junto a la luna delantera basculaba hacia delante.

Artículos recomendados

Sigue Motor16