Ferrari 488 Spider. Alta velocidad a techo descubierto
CON 670 CV DE POTENCIA

Ferrari 488 Spider. Alta velocidad a techo descubierto

Así es es el nuevo Ferrari 488 Spider. La última incorporación a la gama del Cavallino Rampante combina la extraordinaria destreza del motor central trasero V8 turbo alimentado del 488 GTB con la emoción de conducción a cielo abierto.

Jesús Martín

Jesús Martín Twitter

29 de Julio 2015 09:15

Comparte este artículo: 0 0

Retratado en estas imágenes en su nuevo e impresionante color Blu Corsa, el 488 spider promete dar unas prestaciones extremas combinadas con el placer de la conducción a cielo descubierto. Para cubrir su habitáculo dispone del techo duro más tecnológicamente avanzado del mercado. Cabe recordar que Ferrari fue pionera en adaptar este tipo de cubierta en un coche con arquitectura de motor central trasero. Gracias a este techo la protección frente al molesto ruido es muy superior a un techo de lona. Además su aerodinámica ha sido trabajada específicamente para este modelo, con lo que las sensaciones de conducción se presumen extraordinarias.

Un motor con su propia melodía

Pero dejémonos de parafernalia y hablemos de su verdadero corazón. El alma que hace distintivo a cada uno de los modelos Ferrari, su motor. Bajo la cubierta de este Spider 488 late un motor V8 turboalimentado de 3.902 cc que se presentó hace escasos meses en el 488 GTB. Su nivel de prestaciones resulta extraordinario con una potencia máxima de 670 CV en combinación con un par máximo de 760 Nm a 3.000 rpm que impulsan al Spider a pasar de 0 a 100 Km/h en tan sólo 3 segundos exactos, llegando a 200 km/h en 8,7. Unas cifras impresionantes. Además de ser 100 CV más potente que el anterior V8 atomosférico, sus emisiones de CO2 son más bajas.

Según Ferrari este V8 turbo tiene un carácter único entregando una mayor potencia a lo largo de todo el rango de revoluciones y consiguiendo eliminar el tradicional "turbo lag", con una respuesta del acelerador de tan solo 0,8 segundos. Con ello no solo consigue mejorar sus prestaciones sino que además cuenta, en línea con la tradición Ferrari, con melodía propia que hace distintivo al modelo. 

Chasis más rigido y ligero 

Diseñado en base al concepto de Techo Duro Retráctil (TDR), está conformado por once aleaciones de aluminio diferentes con otros metales nobles como el magnesio, donde cada una es utilizada con una funciónaltamente específica. Esto se traduce en el modelo en la misma rigidez torsional y flexional de la versión Coupé, mejorando en un 23 % el rendimiento respecto a su predecesor con un peso que se queda en 1.420 Kg.

El TDR se repliega fácilmente en dos secciones superpuestas que quedan recogidas sobre el motor, haciéndolo así más compacto y permitiendo que en tan solo catorce segundos el techo quede totalmente recogido o desplegado. Según Ferrari, cada detalle ha sido meticulosamente esculpido para expresar belleza destacando en este sentido, los arbotantes aéreos que canalizan el flujo del aire a la cubierta del motor y las tomas de aire con rejillas deportivas esculpidas. Para lograr este resultado el Centro de Estilo Ferrari reelaboró su estética completamente en comparación con el 488 GTB.

Una aerodinámica muy trabajada

Este es el Spider más aerodinámicamente eficiente en la historia de Ferrari. Los ingenieros de Maranello trabajaron para conseguir simultáneamente dos objetivos normalmente opuestos: por un lado una óptima carga aerodinámica y por otro una menor resistencia. Esto lo han logrado introduciendo innovaciones como un spoiler volado y una aerodinámica de los bajos que incorpora generadores de vortex. Las investigaciones con el flujo del aire también aportaron interesantes datos relacionados con el confort en el interior del vehículo. Así la luneta eléctrica trasera paravientos puede ajustarse en tres posiciones diferentes para reducir las turbulencias con el techo plegado.

Además la introducción de un sofisticado simulador (similar al que utiliza la Scuderia de Formula 1) facilitó a los ingenieros un feedback inmediato de los test drivers y viceversa mucho antes de que el primer prototipo del 488 fuese físicamente construido. Los sistemas electrónicos se encuentran ahora plenamente integrados con el Sistema de Control de Deslizamiento Lateral (SSC2), lo que se traduce en una aceleración un doce por ciento más rapida a la salida de una curva en comparación con el 458 Spider.

En general, los tiempos de respuesta son un 9 % más rápidos que en el anterior Spider sin comprometer en absoluto el confort de conducción. Según Ferrari el comportamiento dinámico del Spider es fluido en prácticamente cualquier tipo de situación, incluso en lostrayectos más desafiantes.

Artículos recomendados

Sigue Motor16