Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Competizione Revival. Sin palabras...
1 MILLÓN DE EUROS

Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Competizione Revival. Sin palabras...

Si te gustan los coches clásicos, con este modelo se te va a caer la baba; un Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Competizione que ha sido fabricado por GTO Engineering a mano, replicando todo lo bueno y mejorando lo que no lo era tanto.

Santiago Casero

5 de Septiembre 2020 12:30

Comparte este artículo: 114 3

El Ferrari 250 GT SWB Berlinetta Competizione de 1960 es uno de los coches de carreras más icónicos de la historia, teniendo como fiel defensor incluso al gran Sir Stirling Moss, quien dijo que era el mejor GT del mundo. Con todo esto a sus espaldas, hacerse con uno no es para nada barato, como supongo que ya se imaginarán, pero, ¿y si pudieran hacerse con uno por 10 veces menos de lo que vale?

Esto es lo que han pensado los chicos de GTO Engineering, quienes han querido hacer de este un coche de diario con su 250 GT SWB Berlinetta Competizione Revival.

Lo más cerca a uno original que verás

Como el propio nombre sugiere, este no se trata de un 250 GT SWB Berlinetta Competizione original, pero es lo más cerca de ello que llegarás a ver. Esto se debe a que en GTO Engineering han utilizado diseños, dibujos, medidas y conocimientos originales que en su día se usaron para construir el modelo de los 60, para así poder fabricar su 'Revival' de la manera más fiel posible.

Todo se fabrica a mano, incluido el chasis tubular y la carrocería de aluminio. Este modelo se basa en la versión corta del 250 GT SWB Berlinetta Competizione, que era menor en 203 mm que el 250 GT. Bajo el capó, esta preciosidad esconde un motor V12 Colombo que está disponible en 3 litros, 3,5 o 4, rindiendo como mínimo 285 caballos. Todos los motores cuentan con triple carburador, para una entrega de potencia mucho más suave y se emparejan o bien a una caja de cambios manual de cuatro marchas o bien a una de cinco opcional.

Una belleza que además mejora en conducción

Otros de los elementos a destacar son los frenos, estos son de disco, pero se han empleado diseños y materiales de la época, aunque también se les ofrece a los clientes un pack de frenos más modernos y eficientes, con pinzas de freno en aluminio. Las ruedas se ofrecen en 16 pulgadas o en opción en 15.

Ahora, para conseguir que el clásico deportivo sea un coche más de uso diario, GTO Engineering ha montado una suspensión personalizada hecha en casa que hará que sea mucho más manejable y cómodo.

En el interior, los clientes podrán elegir los asientos en cuero y añadir de manera opcional el reposacabezas, también en cuero. Además, los cinturones de seguridad pueden sustituirse por arneses también de manera opcional y se llegan a ofrecer también como opción elementos como aire acondicionado, USB cargador o navegador, cosa que en un clásico creo que estaría fuera de lugar, aunque esté construido en la actualidad.

Por el momento GTO Engineering lleva vendidos 30 ejemplares de este magnífico coche, tardando en cada uno un periodo de entre 12 y 18 meses, ya que todo es hecho a mano y de manera personal para cada cliente. Ahora bien, aunque el precio de hacerte con uno es de aproximadamente un millón de euros, esto queda en mera calderilla si tenemos en cuenta que hacerte con uno completamente original te saldrá por 11 o 12 millones.

Artículos recomendados

Noticias relacionadas

Vídeos relacionados

Sigue Motor16
Salon