domingo, 3 julio 2022

Este kit electrifica al 100% el Land Rover Defender clásico. ¿Genialidad o una locura muy cara?

La compañía británica Electrogenic ha puesto a la venta un kit que convierte al Land Rover Defender clásico en un coche completamente eléctrico. Cuesta algo más de 30.000 euros y el fabricante asegura que funcionará sin problemas durante décadas.

Poco a poco, el precio de los coches eléctricos comienza a ser más razonable. En nuestro mercado existen varias alternativas de cero emisiones que cuestan alrededor de 30.000 euros, como el Opel Corsa-e, que está disponible desde 31.350 euros. Gracias a ello, cada vez más gente da el paso definitivo hacia la electrificación total, pero hay muchos conductores que se niegan a desprenderse de su vehículo de “toda la vida”.

¿La forma de salvar el Land Rover Defender tradicional?

Y es que ciertos modelos son insustituibles. Es el caso del Land Rover Defender original. Su sucesor es un todoterreno de primer nivel, pero no tiene nada que ver con el 4×4 clásico que todavía circula por miles de pueblos españoles. Por desgracia, las normativas anticontaminación han puesto en peligro de extinción a este tipo de coches y llegará un momento en el que no se puedan usar.

Sin embargo, hay empresas que se niegan a que desaparezcan modelos como el Land Rover Defender, como Electrogenic. Esta compañía británica está especializada en la conversión de clásicos a la energía 100% eléctrica. Por sus manos ha pasado el Citroën DS, el Jaguar E-Type o el Porsche 356C. Ahora es el turno del Land Rover Defender.

Potencia similar al Land Rover Defender clásico, pero sin emisiones

Electrogenic acaba de poner a la venta un kit de conversión que transforma el Land Rover Defender en un modelo de cero emisiones. Está enfocado al sector agrícola, donde el todoterreno inglés tiene una gran popularidad, sobre todo en Reino Unido. Se instala de forma sencilla y ha sido probado durante 18 meses en todo tipo de condiciones.

Este kit incluye un motor eléctrico que se acopla a la campana de embrague, es decir, a la pieza donde va alojado el embrague original. Este propulsor desarrolla 120 CV y 235 Nm de par, cifras similares a las de la mecánica original del Defender, y recibe la energía de una batería de 52 kWh montada bajo el capó. Esta capacidad es suficiente para ofrecer una autonomía de 160 km, aunque el alcance puede incrementarse si se conduce fuera del asfalto.

Electrogenic mantiene la tracción total

El Land Rover Defender transformado por Electrogenic mantiene el sistema de tracción total y las capacidades todoterreno de las que siempre ha presumido este modelo. Además, su capacidad de remolque mejora por el par instantáneo del motor eléctrico, mientras que el mismo motor mejora el comportamiento del coche con la frenada regenerativa. Esta última se puede regular en dos niveles.

A la hora de cargar, el Land Rover Defender modificado por Electrogenic cuenta con un conector CA de Tipo 2 que carga a 7,5 kW de potencia. También se ofrecen alternativas más rápidas de forma opcional.

El kit de Electrogenic cuesta más de 30.000 euros

Como suele suceder en estos casos, el kit de electrificación de Electrogenic no es barato. Está a la venta en Reino Unido por 24.000 libras más impuestos, es decir, 28.000 euros al cambio actual, sin incluir el IVA. Prácticamente lo que cuesta el mencionado Opel Corsa-e.

Eso sí, Electrogenic asegura que ahorra alrededor de 6.000 libras al año con respecto al Land Rover Defender diésel estándar con un uso convencional. Echando cuentas rápidas, Electrogenic señala que el kit se amortiza en cuatro años. Además, el mantenimiento del coche se reduce drásticamente y la compañía señala que las baterías y el motor pueden aguantar más de 320.000 km sin problemas.

Electrogenic piensa en el sector agrícola

Steve Drummond, cofundador de Electrogenic, ha dicho: “Este nuevo kit de conversión eléctrica es un desarrollo realmente emocionante para nosotros. Hacemos conversiones para coches de carretera, pero este kit trata de brindar a los propietarios del mítico todoterreno una opción económica y sostenible. Es fácil de instalar y utiliza la tecnología patentada de Electrogenic. Hace de los Land Rover Defender un caballo de batalla confiable para las granjas de todo el país, una nueva oportunidad de vida sostenible y asequible, que reduce los costes de funcionamiento y mejora el rendimiento y la facilidad de conducción”.

Drummond añade: “Después de un extenso programa de desarrollo en colaboración con expertos en automoción de la Universidad de Cardiff, también sabemos que prepara al Defender tradicional para el futuro, preparándolo para décadas de servicio fiable y sostenible a medida que entramos en la era de la agricultura con bajas emisiones de carbono”.